Cómo recuperarte luego de un fin de semana intenso

El lunes no es sutil en hacerse notar; cuando llega, lo hace con ganas y además exige que estemos preparados para funcionar a la perfección. Lo que se le olvida al ingrato lunes, es que antes de él, hubo dos días en que nos dedicamos a hacer mucho, o nada.

No importa si nos fuimos de fiesta la noche del viernes y del sábado, o si nos dedicamos a hibernar durante horas y horas cual oso polar, de todas formas el lunes pesa y mucho.

¿Qué hacer si ya es lunes por la tarde y aún sigues como un perfecto zombie? Si te toca quedarte hasta tarde en la oficina o si se te viene una larga noche de estudio, no queda otra que hacerse el ánimo.

216843797536e6513473z.jpg

(cc) Seth Sawyers / Flickr

Primero, no hay que ser pesimistas. Pensémoslo de esta forma; si no existiera el lunes, la semana nunca partiría y no tendríamos un punto de referencia para comenzar esos proyectos que sólo van bien con un lunes.

No hablo sólo de la dieta, sino que de cosas que hemos estado postergando y que, de alguna u otra forma, combinan muy bien con el lunes. El comienzo de la semana tiene ese “no sé qué” que te motiva a emprender grandes cosas.

Si tu problema es más físico, léase resaca o falta excesiva de sueño, tienes que descansar. El fin de semana puede ser intenso, pero si quieres recuperarte bien para rendir en la semana, tienes que ser responsable con tu cuerpo.

Durante la semana, evita el alcohol o el tabaco, y si no puedes hacerlo, proponte un plan que le de un respiro a tu organismo, pero que tampoco te prive completamente de las cosas que disfrutas.