Corte falla a favor de musulmana discriminada por usar velo

La joven habría sido descartada del proceso de selección de personal de la tienda Abercrombie por su vestuario.

Con una votación de 8 contra 1 la Corte Suprema de Estados Unidos acogió la demanda de Samantha Elauf en contra de la tienda Abercrombie & Fitch, ya que en el año 2008 la joven habría sido discriminada por presentarse con un velo, que no sería compatible con los códigos de vestuario de la firma,  según informó Bio-Bio.

Los jueces dictaminaron que las actividades o tradiciones religiosas no pueden ser una razón para negarle el trabajo a una persona. Esto amparado de acuerdo a la ley de derechos civiles de 1964.

Un empleador no debe hacer de la práctica religiosa de un solicitante, un factor en sus decisiones de empleo (…)el empleador por lo menos debió haber sospechado que la práctica era religiosa.

Por su parte, la tienda entregó un comunicado oficial negando completamente lo indicado por Elauf.

A&F tiene un largo compromiso con la diversidad y la inclusión y, consistente con la ley, ha otorgado muchas facilidades religiosas a quienes las han pedido.

Desde el año 2008 han sido miles los adeptos a la causa de Samantha, ya que se transformó en el caso icono de las libertades religiosas. Sin duda este fallo significa un gran avance en los conceptos de libertad de los ciudadanos y el respeto por los otros.