Cate Blanchett desmiente su lesbianismo con un poderoso argumento

“No soy lesbiana, pero en pleno 2015, el punto debería ser: ¿QUÉ LES IMPORTA?”

La semana pasada, en una entrevista que estuvimos comentando en el blog, Cate Blanchett dijo que había tenido relaciones con mujeres. La prensa no dejó de insinuar el lesbianismo de la actriz, quien aclara el tema de su sexualidad con un argumento digno de ser tomado en cuenta.

Esta semana, la película Carol, protagonizada por Cate Blanchett, fue premiada en Cannes. Se trata de una adaptación de la novela  The Price of Salt de la acertada Patricia Highsmith y narra la historia de dos mujeres enamoradas la una de la otra.

La actriz fue entrevistada (se supone que a propósito de la película y el premio) por Variety. Le preguntaron si era la primera vez que interpretaba a una lesbiana, a lo que ella respondió con otra pregunta:

¿En cine o en la vida real?

Y luego dijo que sí, que había interpretado a lesbianas en la realidad, muchas veces.

No deja de llamar la atención que los medios estén tan interesados en si Cate es o no lesbiana, cuando la película parece tan interesante, cuando el papel seguro tendrá un montón de matices y, sobre todo, cuando se supone que ya estamos superando el hecho de que exista la homosexualidad.

Ayer Cate hizo una interesante aclaración sobre su sexualidad, para BuzzFeed, como para callarnos la boca a todos:

Me preguntaron si había tenido relaciones con mujeres, y respondí: ‘Sí, muchas veces. Si te refieres a si he tenido relaciones sexuales con mujeres, la respuesta es NO.’ Obviamente, la segunda parte de mi respuesta no se imprimió. Pero el punto, en pleno 2015, debería ser: ¿QUÉ LES IMPORTA?

Es decir que la sexualidad ajena no tendría que parecernos tan llamativa. Bien estaremos cuando el gays y lesbianas nos parezcan tan de todos los días que no sintamos la necesidad de comentarlo, del mismo modo que no encontramos titulares del tipo:

Fulano de Tal confiesa su heterosexualidad.

Por cierto, ayer fue Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. ¿Verdad que la fecha hace falta en el calendario? Porque entre este tipo de curiosidad y la aversión hay un camino que se recorre en unos cuantos pasos, pienso yo.