5 cosas que pasan en la vida secreta de tu bebé

¿Te has quedado mirando a un bebé y preguntándote qué pasa por su cabecita? ¿Qué se sentirá estar en su lugar? Aquí algunos datos sobre la vida de los cachorros humanos.

¿Eres mamá primeriza o estás a punto de serlo? ¡Felicidades, ya va a ser tu día!

Eres el mundo entero para tu pequeño, así que aquí tienes algunos datos para conocerlo mejor.

 

Están medio ciegos

01907b91660x650.jpg

El mundo es muy borroso para ellos los primeros meses. Apenas logran enfocar a unos 20 cm, que “casualmente” es la distancia entre sus ojos y los de su madre cuando están amamantando.

Tampoco distinguen muchos colores, por lo cual los juguetes que más llaman su atención siempre serán los de tonos brillantes de colores primarios. Mucho más adelante podrán distinguir diferentes tonos de colores.

Puedes sentir su cerebro

appbabybrain660x650.jpg

Ya sé, es la parte que más cosita da. Los bebés tienen el cráneo separado en tres secciones que pueden superponerse para literalmente hacer su cabeza más pequeña en el momento del parto. Cuando nacen, una pequeña parte justo arriba de la frente queda sin hueso y si pasas muy delicadamente tus dedos ahí puedes sentirlo.

Termina de soldar por completo cuando tienen alrededor de un año.

Adoran el ruido

phattrienthinhgiacchotrekieunhat660x650.jpg

m.japan.net.vn

En el interior del vientre, el sonido del corazón de la madre suena tan fuerte como un motor. Por eso los pequeños soportan fácilmente la música a alto volumen y se quedan dormidos en los autos. Claro que un ruido repentino puede asustarlos y despertarlos pero si es constante, más bien los arrulla.

Son tiernos… para sobrevivir

cartooncharacters86a660x650.jpg

santabanta.com

Cuando vemos un pequeño humano nuestro corazón se derrite un poco y tenemos el instinto de protegerlo. Si te fijas bien, la proporción entre la cabeza y el cuerpo de un bebé no es para nada la de un adulto.

Sus ojos parecen enormes y es que ya nacen con los ojos del tamaño que serán toda su vida, mientras otras partes del cuerpo crecerán muchísimo.

Así que es esta desproporción la que nos inspira ternura. Por algo los dibujos animados que tienen estas características también nos hacen decir “awwww”. Incluso hay quienes piensan que los cánidos y felinos que son mascotas evolucionaron para tener estos rasgos al nacer y que los protejamos.

Aprenden a hablar mirando tus labios

e4ac2da82389b29ebabytalk.xxxlarge2x660x650.jpg

www.popsugar.com

¿Te has fijado que muchos adultos le hablan a los bebés muy lento y repetitivamente? ¿Haciendo voz infantil? Esto es instintivo.

Los bebés entienden tres veces más de lo que pueden expresar, y aprenden a hablar repitiendo los movimientos de nuestros labios. Por eso, instintivamente nos acercamos a la distancia en la que pueden enfocar (unos 20 cm) y les repetimos las cosas.

Como se necesitan unos 70 músculos para decir una palabra, ellos empiezan a practicar sus movimientos y por eso balbucean. Pero cuida lo que dices porque que no puedan repetir no significa que no puedan comprender.