Niños reaccionan a Barbie y la muñeca Lammily

El juguete creado por Nickolay Lamm tuvo que pasar la prueba más importante: ganar la aprobación de los más pequeños.

A principios de este año, el artista e investigador Nickolay Lamm hizo público el proyecto que desarrollaría un nuevo prototipo de muñeca Barbie; un modelo más real y cercano, más parecido a como luce una mujer común y corriente.

Para comprobar las reacciones que produce el aspecto de Lammily en las personas, su creador publicó un video en que se muestra a un grupo de niños y niñas de segundo grado del colegio St. Edmund’s Academy (Pittsburgh) comparando a las dos muñecas: la “Barbie normal” y la Barbie tradicional.

A través de ciertas preguntas, el video retrata de manera instantánea la reacción de cada uno de los participantes. Las respuestas de los niños, revelan, en cierto sentido, lo que Lamm quiso saber desde un principio. ¿Es Lammily un juguete atractivo y distinto?

¡Es tan linda!

La primera reacción de todas las niñas fue unánime. Todas comentaron que Lammily es muy linda y que les gusta mucho. Además, muchas la compararon con familiares, como su hermana o tía.

Su pelo es muy suave

El segundo aspecto que llamó la atención de los participantes, es que el cabello de la muñeca es muy suave y real. Punto a favor de Nickolay Lamm, ya que el de de Barbie es un poco más sinténtico y tampoco se siente tan verdadero.

Es como una persona real

Todos los niños estuvieron de acuerdo en que Lammily parece una mujer normal, al contrario de la Barbie original, la que se aleja de todo canon o prototipo real de como una mujer tiene que ser.

La profesión de Lammily no es la misma que Barbie

Las respuestas entregadas a esta pregunta son decidoras; la mayoría de los entrevistados afirman que Lammily podría ser una deportista o profesora. En cambio, Barbie sería una modelo, o como una de las niñas dice:“Ella podría ser cualquier cosa que quisiera”. 

Otras de las respuestas fueron, por ejemplo, que Lammily es más ancha, que parece más real porque puede caminar y que su rostro es más amigable porque sonríe.

A pesar de que esta versión de la muñeca en miniatura se distingue en varios aspectos a la original, Nickolay Lamm quiso sorprender aún más con un nuevo anuncio; Lammily ahora tendría acné, moretones, tatuajes y celulitis.

lammily.jpg

sourcefed.com