#ProyectoSofía: niña de 11 años busca rescatar a México

De una manera pacífica y resuelta, Sofía intenta hacer de México un mejor país.

En México, los usuarios de redes sociales no han dejado de manifestar indignación por lo que sucede en Guerrero y Michoacán. Sofía, una niña de 11 años, se suma a los manifestantes y reúne firmas para exigir la renuncia de Enrique Peña Nieto.

Hija de la actriz Karina Gidi, quien comparte la historia en Facebook, Sofía tuvo la idea de recabar firmas, espontáneamente, después de conversar con su mamá. En redes sociales no se ha dejado de hablar del #ProyectoSofía. Karina habla del esfuerzo de su hija por generar un cambio:

proyectosofc3ada.jpg

Mi hija Sofia me preguntó si podríamos cambiar de presidente. Le contesté que suponía que sí, aunque no creía que fuera fácil.

Escribió en un papel: ‘Personas que quieren la renuncia de Peña Nieto’. Me dio su pluma, firmé. Agarró su diccionario escolar para apoyarse y me dijo: ‘Me voy a juntar firmas.’ Salí con ella, acompañándola en su proyecto. Empezó tocando las puertas de nuestros vecinos: ‘Estoy juntando firmas para que renuncie el presidente, ¿quiere usted firmar?’.

Luego llegamos a la avenida y ahí le pidió su firma a la gente que pasaba. Fuimos a la papelería, a la tiendita, a la estética, llegamos al parque y ahí abordó a todos los adultos que encontró. ‘Mi firma no cuenta porque tengo 11 años, pero si junto muchas firmas de adulto, tal vez eso sí cuente’.

Debí haberla grabado. Con algunas personas dudaba: ‘Están muy ocupados, mamá, no los quiero interrumpir.’ La señorita de la veterinaria le dijo: ‘¿Qué vas a hacer con estas firmas?’

Sofía: Pues no sé. Llevarlas al gobierno.
Vet: ¿Es un proyecto de la escuela?
Sofía: No, es idea mía.
Vet: ¿Y cuáles son tus argumentos?
Sofía: Peña Nieto no les ha respondido como se debe a los familiares de los estudiantes desaparecidos, se fue a China y tiene una casa de 80 millones de pesos.
Vet: Ojalá juntes muchas firmas.
Sofía: Gracias.

Llenó las hojas que llevaba, consiguiendo 48 firmas y volvimos a casa. Sólo 5 personas se negaron a firmar.

Sofía: Mañana voy a salir con más hojas y en una bolsa voy a llevar éstas para que vean que más gente ha firmado. Y le voy a pedir a mis amigos que hagan lo mismo en su colonia. Pero, mamá, son poquitas, van a faltar muchísimas firmas.
Yo: No pienses en eso. Poco a poco. Acuérdate de lo que dice el Emperador en Mulán: un grano de arroz puede inclinar la balanza. Juntamos estas firmas con otras de otros grupos y serán muchas más.
Sofía: Yo quiero ser como ese grano de arroz.

Yo no tengo idea de cómo se destituye a un presidente. Pero ojalá pueda de verdad llevar esas hojas a alguna parte que ayude a Sofía a sentir que su esfuerzo vale la pena, que lo intentamos a toda costa. Fui incapaz de decirle que no lo hiciera, que era casi imposible.

No puedo cortarle las alas. Esta generación viene con fuerza, con fe y determinación, y con un concepto de lo que es decente y justo, que ya quisieran muchos para un fin de semana.

Nada más quería compartirles eso, que en esta casa hay una niña de 11 años que, de manera pacífica y decidida, quiere hacer de México un mejor país, por favor vamos a echarle una mano. #ProyectoSofía

El #ProyectoSofía ha tenido tan buena recepción entre usuarios de redes sociales, que ya está en marcha una petición en Change.org, con más de 2,300 simpatizantes hasta el momento.