¿Qué hacer ante el acoso callejero?

El acoso sexual callejero es violencia y nada lo justifica. ¿Qué hacer si te sucede? Saca la voz.

Con el apoyo de la ONU Mujeres y la Unión Europea, El Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC), organización chilena, lanza un video que explica cómo actuar ante estos casos, como parte de la campaña #AcosoEsViolencia.

El tema de los “piropos” en la calle suele ser difícil: lo que unos entienden por “piropo” para otros puede resultar ofensivo. Pero el asunto no se queda en ese plano. La invasión del espacio, el contacto físico no deseado, las fotos no consentidas… todo eso es acoso.

A principios de este año, el OCAC dio a conocer una colección fotográfica, audiovisual y editorial, para levantar la voz en contra del acoso sexual callejero, con frases como “Que use el espacio público no quiere decir que mi cuerpo también lo sea”.

El fenómeno del acoso es pan de cada día. Hace unas semanas les mostrábamos un video que muestra el acoso callejero que una chica experimenta en un día normal, durante una caminata de 10 horas, que no tardó en ser parodiado, ¿lo recuerdan? El clip de la OCAC es oportuno no sólo en Chile, sino en Latinoamérica y el mundo.

Un proyecto respaldado por ONU Mujeres y Unión Europea

El pasado septiembre el OCAC resultó ganador con un proyecto presentado ante ONU Mujeres y Unión Europea. La iniciativa se propone definir el acoso sexual callejero como una forma de violencia de género, y cuenta con el apoyo de Transporte Público Metropolitano (Transantiago), SaferTaxi, Ruta Mujer y Metalógica.

Este esfuerzo de la OCAC Chile representa una alternativa seria, responsable y a largo plazo, para abordar el problema del acoso callejera, desde la educación y las políticas públicas, a diferencia de otras iniciativas en Latinoamérica, que han optado por la segregación, como los vagones y autobuses rosas.

OCAC Chile es una organización de la sociedad civil, no lucrativa, formada por mujeres y hombres jóvenes, expertos en diversas áreas de las ciencias sociales y jurídicas, las humanidades, el arte y la cultura, que promueve el derecho a transitar libremente por espacios públicos, sin violencia de género.