Actrices porno no merecen ser golpeadas: el caso de Christy Mack

Tras la golpiza que envió a Christy Mack al hospital, algunas opiniones culpan a la chica de la violencia recibida: “hace pornografía, ella se lo buscó”.

En días pasados, la actriz porno Christy Mack fue brutalmente golpeada por su ex novio, Jon Koppenhaver, luchador de artes marciales mixtas (MMA) mejor conocido como “War Machine”, quien perdió el control cuando la encontró en compañía de otro hombre:

El viernes, a alrededor de las 2 am, Jon Kooppenhaver llegó sin avisar a mi casa en Las Vegas […] Me encontró a mí y a otra persona, vestida y desarmada en mi casa. Sin decir una palabra, comenzó a golpear a mi amigo. Una vez que terminó, dirigió su atención a mí.

Minutos después, Koppenhaver lanzó un tuit cuyo contenido era: “Hungry…” (“Hambre…”) Hablamos de un tipo que en su bío de Twitter presume de ser un “macho alfa” y cuyos tuits más recientes insinúan que su novia fue la verdadera culpable de la paliza.

Las consecuencias del ataque: Chirsty estuvo cerca de morir. 18 huesos fracturados, nariz destrozada, pérdida de algunos dientes, costilla rota, daños en el hígado por una patada que la chica recibió en su costado.

Christy publicó fotos como testimonio en su cuenta de Twitter. Si deciden verlas, les advierto que son desagradables.

Como se trata de una pornstar, la opinión pública se inclina por esta postura: Ella lo merece, ella se lo buscó. Se sigue la generalizada tendencia a culpar a la víctima. Algunos tuits para ejemplificar (hay cientos de ellos):

 

Cambio en el guion: Christy Mack participa en una orgía bondage, pero no puede manejar la situación.

  

¿Estrellas porno están reuniendo dinero para la reconstrucción del rostro de Christy Mack? ¿Qué no hemos contribuido lo suficiente en PornHub?

  

@ChristyMack Pudiste haber prevenido esto fácilmente. Tu estilo de vida te expone a la violencia y otros abusos.

Mientras tanto, un colaborador del Huffington Post escribe:

Espero que Christy se recupere pronto y se tome un tiempo para reevaluar su carrera.

Y el experto en citas James Michael Sama dice:

Si su carrera se basa en subordinarse sexual y profesionalmente a los hombres, ¿por qué no haría lo mismo en su vida personal?

Por fortuna también hay otras opiniones, como la de Samantha Allen de The Daily Beast:

Nadie culparía a un stuntman [un doble] que fue atropellado por un auto en la vida real, sólo porque a veces suele dejarse atropellar durante una filmación.

christymackselfies660x650.jpg

thehundreds.com

Entre la pornografía y la realidad

La sociedad se muestra incapaz de entender el trabajo sexual como trabajo, por lo que los medios no han dejado de subrayar constantemente que Christy es una actriz porno, condenándola por ello.

Queda claro que, si su ocupación fuera otra, o si se tratara de una actriz no involucrada con la pornografía, la perspectiva sería distinta.

Mack trabaja en la industria pornográfica, no es que no debamos mencionarlo, sino que su profesión no debiera ser considerada como detonante de lo que pasó.

Existe cierta dificultad para distinguir lo que sucede en pantalla, en un plano, digamos, fantástico, de los hechos de la realidad. Entre el sexo consensuado (bondage, dominación o lo que sea) y la violencia doméstica, hay una gran diferencia.

Me refiero a que el ataque no fue parte de un guion en una película, sino que se atacó a Christy, a la mujer, en la vida real. Si es actriz porno, maestra de preescolar, astronauta o monja, el dato es irrelevante.

Pensar que Mack merece una golpiza porque su trabajo tiene que ver con el cuerpo y el sexo, equivaldría a creer que todos los consumidores de pornografía son violadores y golpeadores. Ni la profesión de Christy en particular ni la pornografía en general funcionan como antecedentes en este caso.

Por otra parte, cualquier consumidor asiduo de porno sabe que Mack no participa en escenas demasiado violentas. Tal vez un poco de dominación, pero nunca es golpeada en pantalla, el tono de su actuación suele ser más o menos ligero.

Sin embargo, si lo hiciera, si participara en videos más en la línea BDSM, la golpiza tampoco estaría justificada.

Tengamos dos dedos de frente cuando menos. El verdadero sadismo se encuentra en la actitud moralista, en los golpes de pecho, en las opiniones que se leen arriba.

*

Si eres víctima de violencia de género, o conoces a una mujer que esté en esa situación (actriz porno o no), pide ayuda en alguno de estos teléfonos, disponibles las 24 horas, los 365 días del año.