Consejos para una gran foto de perfil

¿Quieres saber cómo publicar la mejor selfie (o al menos una decente) en tus redes sociales? ¡Sigue leyendo!

Si bien no estudié ningún curso de fotografía en el extranjero ni Photoshop es una aplicación que tenga descargada en mi teléfono celular, como otra usuaria de las redes sociales al igual que ustedes, me doy cuenta de ciertos detalles en perfiles que “llaman la atención.” Para bien o para mal.

No obstante, como lo hemos dicho tantas veces, las redes sociales son ahora nuestra carta de presentación virtual: personal e incluso profesional. Y, por tanto, la foto de perfil (que es lo primero en lo que muchos se fijan al agregarte, aceptarte, investigarte o tan sólo stalkearte) refleja, inevitablemente, la “primera impresión” que, en muchos casos, quieres dar.

Por ello, he aquí unos consejos para que ésta sea “perfecta” o, cuando menos, casi:

No te tomes fotos frente al espejo. O al menos no las selecciones como de perfil.

Todos hemos sido víctimas de las tan famosas selfies; sin embargo, (y más en Instagram) en algunas situaciones, nos es imposible compartir la fotografía sin usar al espejo como nuestro efecto presencial. Claro, que ninguno de nosotros aquí es fotógrafo profesional ni estamos siendo parte de un book para modelaje, pero quizá como foto de perfil no se verá tan bien esa foto donde tu fondo son los sanitarios.

Pienso que, al menos como foto de perfil, quizá debas intentar valerte de la cámara frontal de tu teléfono celular. Con la iluminación adecuada (y, de preferencia, de día), no tendrás mayor problema para tener una buena foto.

¡Sonríe!

De preferencia, no enseñes el pecho. (Ojo: esto también va para los hombres.)

Hay una moda muy extraña que no entiendo. Tal parece que los hombres se han tomado muy en serio eso de la equidad de género, pues algunos han intentado imitar el escote femenino al desabrocharse unos cuantos botones de la camisa.

Ahora, mostrar un escote como hombre o pronunciado de una manera vulgar como mujer, no es algo muy elegante. (A menos que seas modelo, claro, y esto sea tu trabajo.)

La verdad es que tus redes sociales, además de servirte para comunicarte con tus amigos, tal vez también sean utilizadas para observar un poco tu ambientes por personas de tu trabajo. Principalmente, antes de contratarte.

En tu foto de perfil, lo ideal es que salgas tú.

Entendemos tu amor por la animación japonesa o Megan Fox (o cualquier otra cosa u objeto) como para utilizar una imagen suya como tu foto de perfil. Pero en serio, es tu foto de perfil. Tuya.

Si bien no muchas personas se sienten fotogénicas, debe de haber algún ángulo serio que sea el que más te convenga. Sin poses ni contratar a un fotógrafo.

Además todos tenemos cierto atractivo propio. (Incluso sin abusar del maquillaje, mujeres.) ¡Fuera inseguridad!

Cada quien tiene su foto de perfil. Tus amigos también tienen el suya. No necesitas incluirlos en la tuya.

De esto es algo de lo que muchos usuarios y usuarias activas en Tinder se quejan. Claro, le das like a alguien. Pero, ¿cómo saber quién de estos 5 amigos abrazados por los hombros es?

Y, bueno, quitando ese pequeño detalle en cuenta, realmente el perfil es algo personal. Lo ocupamos para compartir un poco (o a veces mucho) de nuestra vida. Pero la sección que ocupa nuestra foto de perfil está originalmente destinada para ser de la persona de quien también es el perfil. Digo, para que corresponda de cierta manera.

Mi más sentido pésame. Pero no compartas tu dolor.

De la manera más respetuosa posible, les pido que no seleccionen una imagen de moño negro como foto de perfil.

Claro que está bien informar a la familia y a los amigos para recibir un poco de apoyo en esta difícil situación; sin embargo, siento que es un duelo que cada uno de nosotros debe vivir sin compartir demasiada información.

A veces incluso funciona alejarse un poco de las redes sociales para asimilar este terrible suceso.

Finalmente, no tiene mucho que ver con la foto de perfil, pero…

Como pareja, no compartan publicaciones con alguna derivado de “hacer el amor.” Por favor.

Un consejo: ¡no lo hagan! Ni fotos ni, de preferencia, comentarios.

¡Qué bello que tengan una relación así! ¡Qué hermoso que se quieran tanto! ¡Nos sentimos celosos de su relación! Pero sin necesidad de que nos la presuman de una manera tan abiertamente pública.

Es algo inevitablemente escandaloso y, finalmente, (en mi opinión) una relación es de dos personas, no de dos personas para compartir con todo el mundo: amigos en común incluidos. Porque, de hecho, casi siempre hay problemas cuando se incluyen a terceros.

Traten de tener algo suyo, algo que sólo ustedes compartan. Se los garantizo: ¡lo disfrutarán más! Y, en general, sus amigos en Facebook se los agradacerán. (¡Yo, por ejemplo!) Aunque, bueno, algunos morbosos quizá extrañen eso que ustedes no dejaban a la imaginación. Pero ésa es otra historia.