Abortion travel: la agencia de viajes que no debería de existir

En España, un país donde el aborto estaba garantizado, existe una iniciativa de ley que privaría a las mujeres de este derecho. Abortion travel es una campaña que busca detenerlo.

El derecho a decidir lo que sucede con el propio cuerpo, cuándo y si se quiere tener hijos, es algo que muchas naciones habían logrado garantizar, dando un paso adelante en los derechos de las mujeres. Pero últimamente, en varios países este derecho corre peligro (sobre todo cuando son una mayoría de hombres los que toman esta decisión). Es un caso que ahora sucede en España, con la “Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada”.

Inevitablemente, me hace pensar en el caso de Irlanda, donde murió una mujer india en el 2012 debido a que se le negó un aborto (a pesar de que el feto no tenía posibilidades de sobrevivir). En el país gaélico, es un procedimiento que se encuentra prohibido por motivos religiosos, y que suena a que algo que podría estar pasando en España.

Si se prohíbe el aborto, ¿Dónde queda la posibilidad de elegir? Un hijo es una responsabilidad a largo plazo. Más aún, si tenerlo involucra que te obligaron a hacerlo aunque no estaba en tus planes, tu situación económica es difícil, eres muy joven, es un embarazo de alto riesgo, fue producto de un violación o tiene alguna malformación. Como dice CELEM, la organización española que lucha para que el proyecto de ley no se apruebe:

El anteproyecto para la reforma de la actual Ley del Aborto deja a las mujeres españolas sin libertad para decidir.
Si esta reforma es aprobada, sólo podrán interrumpir su embarazo de forma segura quienes tengan recursos económicos para viajar a países que respeten los derechos de la mujer.

Abortion travel

Este es el nombre de la campaña con la que un grupo de activistas españoles muestran cómo sería la realidad en la vida de las mujeres españolas de prohibirse el aborto: tendrían que viajar a países que respeten la libertad de las mujeres para elegir cuándo, cómo y si quieren hijos.

Algo que tiene mucho parecido con Latinoamérica, donde sólo dos países, México y Uruguay han legalizado el aborto. En este último, desde que se aprobó el procedimiento no han ocurrido muertes por su causa. Mientras que en México, sólo las mujeres que pueden costear un viaje a la capital o a Estados Unidos, podrán recurrir a este método (que por cierto, de ninguna manera reemplaza a los métodos anticonceptivos).

Si me preguntan, Abortion travel es incluso una realidad imaginaria positiva, que plantea que sólo las mujeres que puedan costear un viaje a Alemania, Francia, Austria, Bélgica, Holanda, Noruega, Portugal, Suiza o Reino Unido podrían hacerse uno.

Sin embargo, también hay que recordar que este tipo de medidas dan cabida a lugares donde se practican abortos clandestinos que ponen en riesgo la vida de la mujer, porque a final de cuentas ahí es a donde llegan muchas mujeres desesperadas. Mantener el aborto legal, es mantenerlo seguro.

Todos queremos reducir el número de embarazos no deseados, porque está demostrado que las mujeres que tienen control sobre estas decisiones son un factor que contribuye a una buena economía. Y a final de cuentas, tal y como los métodos anticonceptivos, es una decisión personal.

Si estás a favor del derecho a decidir, firma la petición.

Fuente: Abortion travel