Actualidad

6 formas comprobadas de terminar todo lo que empiezas

¿Te pasa que dejas las metas a medias? Aquí algunos consejos para llevarlas más lejos que sólo el primer paso.

¿Se acuerdan de lo que dicen por ahí sobre tus metas y proyectos? Se dice que:

Lo más difícil es dar el primer paso

Lo que en lo personal he encontrado es que lo más difícil es ser constante. Piensen por un momento cuántas personas han dejado algún tipo de proyecto (de cualquier tipo, una empresa, un blog, un curso, aprender un idioma, etc) sin terminar. Lo peor es que ni siquiera se quedan a medias, simplemente no pasan de los primeros pasos.

No escribo sobre esto para desanimar a nadie. Pero piensen en todo lo que han dejado a medias, a penas empezado o como una idea en el cajón de “cuando tenga más tiempo, dinero, energía…”. La cosa es que hay que tener disciplina para continuar con lo que se ha comenzado. De acuerdo, puede que el primer paso sea difícil, pero los demás son igualmente importantes.

Me encontré con un artículo bastante interesante que habla sobre formas comprobadas para mejorar la voluntad, ese sentido de decisión que nos lleva a terminar nuestras metas.

Lo que dicen en el artículo es que esta fuerza finita. Es decir, se va acabando conforme la usamos. Visto de otra manera, es un músculo que sólo podemos usar durante cierto tiempo y cierta fuerza antes de que se lastime o se paralice.

La buena noticia es que viendo la voluntad como un músculo, el lado positivo es que podemos ejercitarla para que nos dure más (digamos lo suficiente para terminar nuestros proyectos). Según la autora de Willpower Instinct, la doctora Kelly McGonigal hay seis formas comprobadas de hacer este músculo mucho más fuerte.

1. Aprende a manejar el estrés

Cuando estamos en situaciones de este tipo que salen de control, nuestro primer instinto es hacer decisiones cuyos efectos sólo vemos a corto plazo (algo que en definitiva no ayuda en tu proyecto a 5 años, ¿verdad?).

2.Tienes que motivarte a ti mismo

La primera persona que debe creer en ti eres tú mismo. Tu voluntad también necesita que alguien la anime a seguir. Si tu meta tiene que ver con evitar ciertas conductas no te digas cosas como “no debería”. Mejor piensa en un “no hago eso”. No fumo, no me despierto tarde. Esto te ayudará a seguir tu meta. Claro, siempre es mejor pensar en positivo. Repítetelo a ti misma: yo puedo.

3. Duerme más para ayudar a tu cerebro a administrar mejor la energía

La pérdida de sueño causa estrés crónico a tu cerebro. La buena noticia es que tan sólo con una buena noche de sueño el dueño causado a tu cerebro comienza a desaparecer. Además, un plus, las personas que duermen entre 6.5 y 7.5 horas viven más, son más productivos y felices.

4.Medita

Al menos por 8 semanas, se ha comprobado que aumenta nuestra voluntad. Además aumenta la atención, concentración, manejo del estrés y la conciencia de ti misma. Como dice la doctora:

Ni siquiera se necesita meditar toda la vida, con 8 semanas es suficiente para mejorar su condición.

5. Mejora tu dieta y haz más ejercicio

No lo relacionamos con entrenar el cerebro, pero es un paso importante. Después de todo, la dieta y el ejercicio son lo que le da la energía a la corteza cerebral. Sobre todo si comes una dieta rica en verduras y pocos alimentos procesados.

6. Si te distraes, deja las cosas para después

Si lo que estás intentando es dejar un mal hábito y sientes que no puedes piensa: No lo haré ahora, lo haré después. Te dará mucho más calma y lograrás superarlo más rápido.

¿Qué quieren hacer? Para conquistar el mundo hay que trabajar y darle continuidad a todo lo que hacemos. Yo les daría un último consejo: plantéense las metas a tres meses y no a años. Es como cuando vas a escalar: necesitas desafíos de acuerdo a tu capacidad. Decir que el próximo año te vas de viaje cuando no has ahorrado nada en tu vida podría ser como proponerte escalar el Everest. Te va a dar miedo de verlo y será complicado mantener la moral y la voluntad en el camino. Piensa que en tres meses vas a subir tu primera colina: ahorrar lo que te propusiste, comenzar a checar los papeles que necesitas, etc. Repitan en voz alta:

Yo puedo.

Fuente: Buffer

Tags

Lo Último


Te recomendamos