¿Cuánto dinero necesitas?

Si eres de los que, como yo, siempre siente que es el menos exitoso del grupo, siéntate a ordenar tus prioridades.

El chiste es el mismo, con muchas variantes: “odio el tráfico, pero tengo que ir a trabajar; detesto mi empleo pero tengo que pagar mi coche”. Lo peor es que todos los días nos topamos con personas que viven así.

El dinero pone zapatos en tus pies, te da agua caliente para bañarte, te da de comer, paga tus viajes y tus libros y te permite darle un regalo de cumpleaños no tan ridículo a tu BFF. También separa hermanos, es móvil de asesinatos y te mantiene en ese empleo tedioso.

¿Cuánto dinero necesitas? El suficiente. ¿Para qué? En los veintes y treintas, el suficiente para esto:

  • Para preguntarte qué se sentirá ser pobre y qué se sentirá ser rico
  • Para viajar por el mundo sin ver nunca un hotel elegante por dentro
  • Para comprar víveres y opinar que el queso está muy caro
  • Para salir con tus amigos a un bar, después del precopeo
  • Para llevar a la fiesta vino tinto del que cualquiera puede apreciar
  • Para ir al cine porque esa sí la tienes que ver en la pantalla grande
  • Para tener un gato y darle de comer croquetas y no de las latas caras
  • Para regresar al restaurante que te encantó, esta vez sólo por los drinks
  • Para ir al concierto de tu banda preferida porque quién sabe si vuelvan a venir
  • Para pagar la cuenta de una cena a dos porque quieres que vea que eres una mujer independiente y luego cenar cereal varios días
  • Para comprar una computadora porque vas a escribir un best seller que le dedicaras al vecino por “prestarte” la señal de internet
  • Para tener tu propio depa, quizá con dos o tres desconocidos, y pagar la renta mañana mismo, se lo prometo
  • Para tener gas y o teléfono en ese departamento
  • Para comprarle a tus sobrinos esas cosas cool que te compraban tus tíos
  • Para comprarte unos zapatos carísimos, porque es la cita de tu vida y estás segura de que este es “el bueno”, este sí

Lo demás va y viene, no te preocupes.