Actualidad

Las mujeres maduras los prefieren jóvenes

Lo hemos visto bastante en el último tiempo, pero más allá de las típicas bromas ¿será que esta nueva tendencia llegó para quedarse?

“Un día me tomó por la cintura, me besó y me gustó” declaró la actriz chilena Sigrid Alegría, confirmando así su relación con Alonso Quintero, 20 años menor que ella.

Lo que se rumoreaba hace semanas finalmente se concretó y es que esta nueva relación nada tiene que envidiarle a otras que se han conocido en la prensa en los últimos años, donde mujeres maduras mantienen relaciones con hombres mucho más jóvenes.

Está bien, es divertido ver cómo una mujer madura -entiéndase 40 años aproximadamente-  además de alcanzar la plenitud de su vida, no deja que esta se vaya cuesta abajo, sino que justo cuando todo el mundo cree que debe terminar de criar hijos y cuidar de un hogar, aparece con un joven bombón que está en la edad perfecta para cumplir todas sus fantasías.

Lo que hasta un tiempo atrás era un fenómeno poco conocido, se ha convertido en una tendencia social que va en alza y  que poco a poco deja de ser un tema tabú, donde todo el mundo lo sabe y lo critica, pero nadie lo comenta.

Se trata de una revolución sexual en donde aparece un hombre que está dispuesto a ofrecer todo tipo de fantasías a una mujer que tiene mucho que ofrecer: experiencia y por qué no decirlo, ganas.

Conocido es que a Madonna le gustan los hombres jóvenes. La reina del pop se ha visto con una nueva pareja: Timor Steffens, bailarín de 26 años. Anteriormente Madonna tuvo una relación con otro bailarín, el que tenía 25 años cuando comenzaron la relación.

Un fenómeno que no significa que el hombre busque a su madre, sino que a una mujer con experiencia sexual. Pero ¿por qué ocurre esto? Según estudios psicológicos, las mujeres sobre los 35 años comienzan a vivir la plenitud de su sexualidad, dejan de criticar tanto a su cuerpo y comienzan a quererlo tal como es, saben lo que les gusta y empiezan a vivir su vida de forma mucho más plena, porque saben qué es lo que quieren. Por otro lado, el hombre veinteañero tienen erecciones mucho más firmes que un hombre que supera los 30 años, se encuentran en su apogeo sexual y ven en esta mujer mayor una fémina serena y dispuesta a vivir una sexualidad abierta y sin tapujos.

¿Qué se busca con este tipo de relaciones? Las relaciones de este tipo no conduce generalmente a algo serio ni duradero, porque por un lado los hombres no buscan a una compañera de vida, no quieren que los compromisos lo amarren, mientras que para la mujer a su edad ya tiene por lo general algo que la sostenga, ya sea familia o hijos, personas que le dan seguridad y que no dejaría facilmente por iniciar una relación que bajo ciertos términos puede ser “inestable”.

La presión social es un elemento clave en estas relaciones porque si la pareja no es lo suficientemente fuerte como para aguantar “el qué dirán” la relación comienza a quebrarse.

El fenómeno de “toy boy” u hombre de juguete se acuñó precisamente porque la revolución sexual femenina llegó para quedarse, en donde la mujer ya no se queda conforme con una misma pareja toda la vida, sino que está dispuesta a librarse de todo tipo de tapujos y vivir su sexualidad como a ella le plazca.

Tags

Lo Último


Te recomendamos