La campeona más joven de las Olimpiadas de invierno

Yulia Lipnítskaya, con sólo 15 años, es la deportista más joven en ganar el oro en patinaje artístico.

La patinadora rusa Yulia Lipnitskaya es todo un fenómeno: se robó el corazón del público en su primera rutina olímpica, y sólo tiene 15 años. Su primera presentación fue perfecta, y después de triunfar, su segunda participación también resultó del todo exitosa. Así, se convirtió en la campeona olímpica más joven en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno.

De hecho, tiene la edad mínima para competir en este deporte. Nació el 5 de junio de 1998 y su estatura es de 1.58 metros. Basta con ver el video para comprobar que es un prodigio. Ganó dos competencias internacionales el otoño pasado, pero no había considerado figurar en la escena de manera más seria.

Finalmente dio el paso y se convirtió es la patinadora más joven que jamás haya ganado el Campeonato Europeo en enero. Ahora, después de su brillante desempeño en Sochi 2014, ese mismo logro se extiende al campo de los Juegos Olímpicos de invierno.

De acuerdo con su entrenadora, el año pasado Lipnitskaya pensó en dejar el patinaje el año pasado. Sin embargo, continuó entrenando y, después de su triunfo en Europa, el siguiente paso fue el oro en Sochi.

Obviamente, para resultados semejantes se requiere una disciplina muy estricta. Yulia, de hecho, no asiste a clases sino que estudia desde casa. Incluso se ha quejado en declaraciones a medios rusos:

Por el amor de Dios, no me pregunten por mi asignatura favorita, ¡no hay tal! Mi idea es aprender todo lo más rápidamente que pueda, pasar el examen y dejar de sufrir.

Para Rusia, la participación de Yulia en las Olimpiadas representa la esperanza de despuntar en este deporte, en el que no había mostrado fuerza anteriormente. Lo cierto es que sorpresa no fue solo para Rusia: todos quienes la vieron quedaron impresionados.