Mujer de 58 años dará a luz… a su propia nieta

Después de muchos intentos para ser padres, Lorena y su esposo decidieron acudir a una madre sustituta: la mamá de ella.

Hace tres años, Lorena McKinnon y su esposo comenzaron a pensar seriamente en tener un hijo. Pero después de varios intentos, ninguno de los cuales rebasó las 10 semanas de embarazo, comenzaron a considerar los servicios de una madre sustituta. Dos amigas de Lorena se ofrecieron a ayudar pero después se arrepintieron, así que su madre decidió encargarse ella misma. Julia, la valiente abuela, dará a luz a su nieta en unas semanas.

Una madre sustituta es aquella que “alquila” su vientre para implantar ahí el embrión de una pareja que no puede llevar un embarazo a término. El procedimiento implica meses de inyecciones de hormonas y, entre otras cosas, que la madre sustituta no pueda tener relaciones sexuales durante todo ese tiempo.

Es por eso que en general se acude a mujeres que no tienen relación alguna con la familia y que cobran una considerable suma de dinero por hacerlo. Gracias al ofrecimiento de Julia, Lorena y su esposo se ahorraron más de la mitad de los gastos que implican estos casos.

“Como familia tenemos que ayudarnos” Comentó la feliz abuela al periódico local. Adicionalmente, la familia necesitó un tratamiento psicológico que los preparara para los sentimientos y reacciones que pueden tener al momento del nacimiento de la bebé.

El caso es raro, pero no único. Se ha sabido de otros. El año pasado, una mujer en Iowa fue la madre sustituta de sus nietas gemelas, y en 2012, una de 49 a su nieto, en Maine. El riesgo es, ya lo adivinaron, la edad de la abuela, pero estos tres casos han sido exitosos.

¿Por quién harían una cosa así? Yo creo que solamente por mi hermana, mi sobrina, o  mi hija, ¿o qué opinan?

Fuente: La Jornada