logo
Actualidad 16/12/2013

Que la navidad no te ponga loca, enfrenta el estrés de la época

A la mayoría de las mujeres nos encanta la navidad, pero por lo mismo nos deja todas estresadas. Aquí algunos consejos para que mejor la disfrutemos.

Por : Idi Urbiola

¡Se acerca la cena de Navidad! Se nos fue prácticamente el año sin darnos cuenta y ahora estamos buscando un pino, adornando la casa con miles de foquitos, buscando regalos por toda la ciudad, cazando el pavo, reuniendo a la familia y bueno, estamos más o menos algo así, ¿o no?

Quizá un poco más nuestras mamás, pero bueno, entonces su furia nos toca a nosotras y quedamos igual o peor que ellas. Sea como sea, en lugar de disfrutar, estamos enjoadas, frustradas, apuradas y por si fuera poco ni nos gusta cómo nos vemos.

Hay varias cosas que debemos tomar en cuenta y después proponer soluciones para ellas. Primeramente, aunque suene fácil, paremos un poco y reflexionemos en la fecha, su significado y lo bueno que será volver a ver a nuestra familia reunida. Después del momento relajante,  piensa en un plan y tanto si eres mamá o hija(o) estresadas(os) apóyense para que todo salga bien, ojo, no perfecto (eso no existe.) En cuanto te das cuenta que no todo puede salir como lo planeas, descansas un poco ¿verdad.?

Y bueno, todo se puede hacer correctamente y en buen tiempo si nos organizamos. Aquí algunos consejos para lograrlo:

Vive el día a día

No pienses en todo lo que tienes que hacer. En el camino, disfruta cada momento, y ve haciendo poco a poco lo que necesitas. Esto te ayudará a verle el lado positivo y vencerás el estrés que provoca la acción.

Haz todo en el momento

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.” Tendemos a postergar todo, a dejar las cosas al final. ¡Error! Haz lo que debes hacer en el momento en el que lo tengas que hacer, verás cómo te simplificas la vida y te das cuenta que en realidad no era ni tan difícil ni te tomaba tanto tiempo realizar tus tareas.

Pide ayuda

Sabemos que eres súper mujer, llena de poderes; pero también sabemos que de vez en cuando se vale pedir ayuda. No dudes en pedirla a quienes estén a tu alrededor, además las cosas compartidas saben mejor, de esto se trata la época ¿no?

Aprende a decir NO

No te sobresatures de eventos, sólo asiste a los verdaderamente importantes para ti. Después podrás ponerte al corriente en todas las actividades que se han realizado.

Regálate un tiempo para ti

Aunque parezca difícil, no lo es. Separa unos cuantos minutos, por lo menos 10 al día para relajarte, reflexionar en cómo van tus actividades, pero sobre todo para pensar en el significado de la fecha, que es lo más importante. No lo pierdas de vista.

Ten una agenda

No sabes cómo simplifica la vida una agenda, así sabes cuándo tienes que hacer qué. Pero llevarla no es la cuestión, sino cumplirla así que inténtalo, verás cómo todo funciona mejor con ella.

Disfruta la Navidad

Ese día, no te preocupes por si algo no sale bien, por lo general sucede que algunas cosas se salen de nuestro control, sin embargo como te dije anteriormente, no dejes de pensar en por qué se celebran estas fechas. Esto te ayudará a sentirte en paz y tranquila pero sobre todo, feliz.

Les deseo a todas una feliz Navidad sin estrés, más bien llena de felicidad, sonrisas y esperanza.