Movilh pide a Bachelet que cumpla sus promesas sobre el matrimonio igualitario

El organismo también apoya otras peticiones como aborto terapéutico y legalización del autocultivo de marihuana.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dijo hoy esperar que el próximo Gobierno de Michelle Bachelet “cumpla todos los puntos de su programa que hacen referencia a la no discriminación, lo que pasa porque se apruebe bajo su mandato el matrimonio igualitario”.

El organismo precisó que Bachelet “es la primera presidenta electa que ha señalado respaldar el matrimonio igualitario. Al respecto es importante destacar que el concepto “matrimonio igualitario”, a diferencia del “matrimonio para homosexuales”, incluye todos los derechos, incluido el de adopción”.

El Movilh recordó que la presidenta electa señaló ayer que “están las condiciones sociales, económicas y políticas para los cambios”, mientras que “durante toda su campaña llamó a votar por los candidatos al Parlamento de Nueva Mayoría porque, afirmó, sólo ellos le daban garantías para cumplir su programa. Pues bien, son Mayoría en el Congreso y lo lógico es que el programa se cumpla. Será deber del Ejecutivo ordenar y alinear a su propio sector en este y otro tipo de temas”.

Junto al matrimonio igualitario, el programa de Bachelet contempla mejorías a la ley Zamudio, una institucionalidad por la diversidad, una ley de identidad de género, la derogación de normas discriminatorias y derogación de leyes homofóbicas “todo lo cual esperamos se cumpla”.

“Después de 22 años de movilización por los derechos de la diversidad, el país y la sociedad en general están más que conscientes sobre la necesidad de avanzar hacia la igualdad plena de derechos para todas las personas, al margen de su orientación sexual o identidad de género”, redondeó el Movilh.

“En las elecciones presidenciales de 1989 la diversidades sexuales éramos calificadas como “delincuentes” por las leyes chilenas y como “enfermas” por la Organización Mundial de la Salud. En las de 1993 sólo éramos “delincuentes”. En las elecciones de 1999 dejamos de ser un delito y se reconoció que la homofobia y la transfobia debían erradicarse, mientras que en las del 2005 se habló de la necesidad de igualdad de derechos. Así, todos estaban de acuerdo con las uniones civiles en las elecciones del 2009, mientras que la mayoría de los presidenciales se declaró a favor del matrimonio el 2013. Ahora es tiempo de que todas las promesas se cumplan”, precisó el Movilh.

En relación al matrimonio igualitario, el organismo apuntó que “nuestra demanda contra el Estado de Chile por la prohibición de este vínculo está avanzando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y al respecto, dado el compromiso de la presidente electa en esta materia, esperamos que el fututo Gobierno sea un colaborador con esta denuncia, antes que un obstáculo”.

El organismo anunció por último, que “junto a variados movimientos sociales estamos preparando una gran marcha para el 22 de marzo. Se trata de la “Marcha de las Marcha de Todas las Marchas””
Dicha Marcha unirá a movimientos y organizaciones que impulsan la educación gratuita y de calidad, el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, el Estado laico, los derechos de los inmigrantes, el matrimonio igualitario con adopción de hijos, un medioambiente libre de contaminación, el aborto terapéutico y el autocultivo de marihuana, los cuales en forma inédita han unido su lucha, teniendo como demanda transversal una nueva Constitución vía Asamblea Constituyente.