logo
Actualidad 16/12/2013

Martha y Zaira, el primer matrimonio homosexual de Jalisco

Estas dos chicas contrajeron nupcias el sábado 14 de diciembre, en Guadalajara. ¡Bien por ellas!

Por : Belinda Lorenzana

Son un matrimonio como cualquier otro, pero también son el primero entre personas del mismo sexo en Jalisco. El mediodía del sábado pasado, Zaira de la O Gómez y Martha Sandoval obtuvieron su acta matrimonial (con el folio 289178) y se besaron afuera del Registro Civil número 1 de Guadalajara.

Mientras las contrayentes, vestidas de blanco, cargaban a Sabrina, hija de Zaira, amigos, familiares e incluso reporteros, coreban “¡sí se pudo!, ¡sí se pudo!”.

Inicialmente, la pareja quería casarse al mediodía, pero se enteraron de que grupos conservadores planeaban instalar un cerco al rededor del Registro Civil, y así impedirles la entrada. Así que adelantaron la boda a las 8 de la mañana. Se casaron sin contratiempos.

Y que los integrantes de grupos conservadores vayan a misa todos los días si quieren, que lleguen vírgenes al matrimonio si quieren, que se asusten hasta el infarto cuando piensan en la homosexualidad… pero que no se metan en donde no los llaman. De veras que hay gente ociosa.

Zaira declara a los medios:

Estamos felices, éste es un logro para nosotros, para la visibilidad lésbica. Este papel es un esfuerzo que tuvimos, una lucha, significa el sueño de muchas parejas como nosotras, el sueño de muchas familias como la nuestra. Esto es algo que merecemos, siempre lo hemos merecido.

Como en cualquier boda, hubo fotos, abrazos, gente que gritaba “¡beso, beso!”. ¿Cómo se dirigió a ellas el juez del registro civil? De acuerdo con Zaira, las llamó contrayente 1 y contrayente 2. Habría sido lindo que se refiriera a ellas por su nombre… ¿mucho pedir?

¿Y cómo es que Martha y Zaira consiguieron casarse? No fue cosa de un día para otro. El 8 de marzo de este año, ambas acudieron al Registro Civil con la intención de contraer matrimonio. El director les dijo que, con base en el artículo 258 del Código Civil del Estado de Jalisco, no podía casarlas.

Ellas buscaron amparo y éste les fue concedido en los primeros días de septiembre pasado, por parte del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil de Jalisco.

Sin embargo, en noviembre, el juez del Registro presentó un “recurso” para evitar casar a Martha y Zaira. Entonces el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Estado de Jalisco, entró en la ecuación para señalar que el “recurso” del Registro Civil era improcedente y para ordenar al municipio que casara a las mujeres.

Y eso no fue todo. El lunes anterior a la boda, el DIF Jalisco impidió que la pareja escuchara las pláticas prematrimoniales (requisito para casarse). Por fortuna, el DIF Guadalajara les dio estas pláticas y les entregó la constancia correspondiente el miércoles pasado.

Entonces… pésele a quien le pese, Martha y Zaira ya son mujer y mujer, esposa y esposa. Lo lograron, a pesar de los múltiples obstáculos. Bien por ellas dos.

Fuente: La Jornada