logo
Actualidad 11/12/2013

El desplante de celos de Michelle Obama

La amistad de Barack Obama con la Primera Ministra danesa no le gustó mucho a la Primera Dama de Estados Unidos.

Por : Pepe Flores

Las fotos han dado la vuelta al mundo y han generado más de una carcajada. Ocurrió en el funeral de Nelson Mandela, el gran líder sudafricano, que coincidieron en los asientos tres grandes personalidades de la política mundial: el Primer Ministro británico, David Cameron; la Primera Ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt; y el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama (acompañado por su esposa, Michelle Obama).

Primero, los tres mandatarios perdieron un poco la compostura y se olvidaron del protocolo, tomándose una selfie en pleno funeral.

Pero la fiesta no terminó ahí. Al parecer, Obama hizo muy buenas migas con Helle, y fue capturado conversando alegremente con ella. A su costado, su esposa Michelle tenía una mirada acusatoria, visiblemente molesta por el trato amigable de su marido a la ministra danesa. Lo que ocurrió después fue motivo de risa a nivel mundial.

En efecto, Michelle mostró quién manda en la alcoba de la Casa Blanca y mandó a Barack Obama a cambiar lugares para no quedar junto a su amiguita europea.

La mirada asesina de Michelle Obama ya había sido objeto de discusión antes (la Primera Dama francesa Carla Bruni es una de sus víctimas), pero ahora los celos parecen haberle ganado a la señora Obama. Hasta el hombre más poderoso del mundo sabe cuándo debe llevarla tranquila.