Francia intenta terminar con la prostitución

En el proyecto de ley se penalizaría con altas multas a quienes contraten a las prostitutas, en especial si son embarazadas, menores de edad o minusválidas.

Recién se va a debatir hoy en la Cámara de Diputados francesa el polémico proyecto de ley que de ser aprobado pasaría a revisión al Senado el próximo miércoles 4 de diciembre.

Hasta ahora las medidas que están en cuestión son penalizar a los clientes con multas de hasta 3 mil euros lo que equivaldría poco más de 2 millones de pesos chilenos.

Mientras que las multas más altas serían en el caso que contraten a chicas embarazadas, minusválidas o menores de edad alcanzando la cifra de 45 mil euros (42 millones de pesos chilenos aproximadamente). Además serían penalizados con hasta tres años de cárcel.

Si bien algunos han cuestionado que estas medidas regularizarían la moral sexual de los ciudadanos franceses por parte del Estado, la ministra de Asuntos Sociales, Marisol Touraine declaró que no se busca una “moralización de la vida sexual” sino más bien a la necesidad de combatir la prostitución.

El proyecto pretende además despenalizar a las prostitutas derogando una ley que supone hasta dos meses de prisión y de hasta 3.750 euros para quienes reciban clientes en las calles.

Además, el proyecto plantea programas para facilitarles instrumentos para quienes deseen dejar de trabajar de esta forma. También suprimirían sus antecedentes policiales. E incluso parte del dinero recaudado por las multas iría en beneficio de ellas.