Observatorio de Género y Equidad llama “apología a la violencia” portada de LUN

“Calificar como triste la confesión del asesino, que estranguló y mató a Ruth, ocultando su cuerpo para posteriormente botarlo en un vertedero, es un atentado contra los derechos humanos de las mujeres”, escribió Mónica Maureira.

Hace unos días que el país se ha conmovido con la historia de Ruth Velásquez, mujer que se desempeñaba como cajera de supermercado en Punta Arenas, quien luego de varios días desaparecida fue encontrada fallecida en un vertedero, tras ser asesinada por su esposo.

La violencia y los asesinatos de género con un tema complejo que aumenta cada año en la mayoría de los países del mundo. Por lo tanto, la manera en la que se tratan este tipo de noticias por parte de los medios de comunicación debe ser cuidadosa y profesional.

Es debido a esto que Mónica Maureira, del Observatorio de Género y Equidad, se decidió a escribir una carta al director de LUN para dar su opinión sobre su última portada dedicada a este caso.

El diario tituló “La triste confesión del marido de la cajera perdida” coronado con la imagen de la mujer asesinada. Las críticas no se hicieron esperar y Maureira se alentó a hablar públicamente del tema, declarando en su carta que la portada del medio era una “apología a la violencia”.

A continuación les dejo las de Mónica al respecto:

“El desarrollo internacional de los Derechos Humanos no sólo compromete a los estados que suscriben acuerdos y tratados en la materia. Con el correr de la historia, los Derechos Humanos también se han transformado en un marco ético que inspira las conductas y formas de relacionarse de las personas, mujeres y hombres. Por sobre todo, es un referente ético que demanda su defensa pública y categórica por parte de los actores políticos, sin dilaciones ni ambivalencia. Reconociendo el papel que tienen los medios de comunicación y la prensa en particular, rechazamos enérgicamente el tratamiento dado al asesinato de Ruth Velásquez, en portada del día miércoles 6 de noviembre. Calificar como triste la confesión del asesino, que estranguló y mató a Ruth, ocultando su cuerpo para posteriormente botarlo en un vertedero, es un atentado contra los derechos humanos de las mujeres, una naturalización discriminadora de este tipo de hechos y una apología a la violencia”.

foto0000000220131107101523.jpg