Pornografía altruista en el proyecto Come4

Sí, leíste bien: altruista. El porno también tiene corazón.

El equipo del proyecto Come4 está convencido de que la pornografía puede aportar un poco de ayuda al mundo. La propuesta podrá ser cuestionable, pero parte de una realidad que no podemos negar: a la gente le encanta el porno, lo consume por montones, se trata de una industria segura. En ese sentido, Come4 supo partir de algo que es buscado y consumido en todo el mundo. Entonces, ¿por qué no partir de estos números para ayudar a otros?

¿Cómo que porno altruista? ¿Como funciona el sistema y quiénes son los beneficiados? Pues bien, Come4 se basa en una suerte de red social para adultos en que todos pueden ver, compartir o descargar pornografía. Y, claro, deben pagar una cuota mensual o anual para obtener los permisos. Ese dinero es donado a causas benéficas, como el rescate de animales en peligro, la financiación de orfanatos, la ayuda en desastres naturales, etc.

Al momento en que cualquier usuario de Come4 sube un contenido a la red, éste es ligado a una causa, de manera de que cada vez que alguien solicita dicho contenido (se trata generalmente de videos), la causa ligada a él obtiene más dinero. ¿Verdad que el sistema es original?

La idea se debe a Marco Annoni y Ricardo Zilli, quienes junto con un conjunto de colaboradores pusieron en marcha la iniciativa. Su propuesta tiene que ver con la creación de un “porno ético”, con la posibilidad de encontrar finalidades benéficas en esta industria. Por el momento el proyecto aun no se ha puesto en marcha ya que se encuentra en fase de recaudación de fondos, así que si están interesados, seguramente sus donaciones serán bien recibidas.

El video explicativo es bastante elocuente, deja claro el mecanismo y el propósito, y está realizado con sentido del humor. Los creadores de la idea son jóvenes, cuentan con un equipo de colaboradores (igualmente joven) y tienen buenas intenciones: la ética del porno.

Sin embargo, ¿qué tan bien funcionará la propuesta?, ¿cómo será la respuesta entre el público? Y, sobre todo, ¿qué tan interesadas van a mostrarse las compañías productoras en este particular modelo de negocios? Es más, ¿se trata de un verdadero modelo de negocios? ¿Quién gana qué y cómo?

Por lo pronto, la gente de Come4 promete que no habrá spam en su página, que la privacidad del usuario será respetada, que habrá transparencia con respecto a los dineros, lo cual resulta congruente. Todo legal, todo en buena onda.