Arrepentirte después de haber publicado algo en redes sociales

1 de cada 4 jóvenes y adultos se arrepienten de haber publicado algo en Facebook u otras redes.

A todos nos ha pasado que después de publicar algo en Facebook, Twitter o cualquier otra red social, nos damos cuenta que no debimos hacerlo y eso trae algo de arrepentimiento. Borramos el comentario, tratamos de cambiar el mensaje con otros posteriores, o simplemente lo dejamos para “guardar apariencias.” Las razones sobran y podrían ir desde un conflicto personal hasta posiblemente profesional.

El otro día reflexionaba si este tipo de comunicación interna (pues la mayor parte de las veces lo hacemos como desahogo) es casi como algo que ya no pensáramos, algo que se da en automático. Y sí, estoy casi segura de que nuestras formas de interacción con los demás e incluso con nosotros mismos han cambiado. Aún si enviamos un mensaje como “pedrada”, sentimos algo, hemos pasado por alguna situación especial, estamos tristes o enojados, lo primero que queremos hacer es ir a “contárselo al mundo” por medio de nuestras cuentas en Internet.

Sin embargo, por nuestro propio bien, debemos entender que esto no es “normal” por el simple hecho de que todo ha cambiado ¿por qué? porque hay otros mil ojos viendo lo que hacemos, que sin querer (o queriendo) pueden ser testigos de nuestras opiniones y sentimientos (¿sí saben que Facebook elige los perfiles que nosotros vemos en nuestra línea del tiempo basado en actividad similiar, familiar o por afinidad?.)

Actualmente han habido casos en los que personas han perdido sus trabajos por quejarse de ellos en Facebook. ¿Sabían que actualmente muchos de los procesos de reclutamiento en las empresas se dan por medio de una investigación a los perfiles personales de los empleados.? Si está bien o no, es algo que sucede. Personas que pierden amistades, que discuten con sus parejas y demás, por externar lo que deberíamos guardarnos o platicarlo en persona con quienes deberíamos.

Un estudio realizó una encuesta en la que afirma, 1 de cada 4 personas se han arrepentido de alguna publicación en sus redes sociales, advirtiendo que el 29% de ellos perdieron sus trabajos por lo mismo. Esta investigación también propone las siguientes recomendaciones:

Piensa antes de publicar lo que sea

Asume siempre que tus superiores o cualquier persona importante para ti puede ver el mensaje, incluso si no lo tienes en tu lista de amigos o seguidores. Facebook principalmente cambia todo el tiempo sus políticas de privacidad.

Ajusta tu configuración

Si de plano no puedes aguantarte las ganas de que todo el mundo sepa cómo te sientes para recibir apoyo (según tú), puedes hacer que esas personas que no quieres que te lean, no vean tus mensajes. Investiga bien cómo cambiar esas maneras de ajustar tu “privacidad.”

Y mi consejo es

Usa el sentido común

consejoprivacidad.jpg

Foto: joclar.es

Aunque digan que es el menos común de los sentidos, no me importa. Úsalo, es obvio que cualquier persona puede ver tu mensaje y saltarlo de una red social a “la vida real.” Si tienes un problema con alguien, háblalo con él o ella. No necesitamos ver los demás lo que tienes que arreglar personalmente. Si de plano no puedes, busca ayuda profesional,; un buen terapeuta podría ser la opción, pero ese es otro tema que tocaremos más adelante.

¿Qué te parece?, ¿te ha pasado?, ¿estás de acuerdo?

Fuente: Find Law