Dove y su tramposa campaña anti Photoshop

“No manipules nuestra percepción de la belleza real”.

Hace ya bastante tiempo que las campañas de la línea de higiene personal, Dove, se han transformado en una verdadera y asertiva cruzada por la “Belleza real”, ganándose el respeto de publicistas y mujeres.

En su momento nos conmovieron con la campaña “Eres más hermosa de lo que piensas”, basada en un experimento social que pone en evidencia el cómo vemos las mujeres nuestra belleza exterior, en contraste con cómo otros nos ven. Recientemente lo hicieron con “No me grabes”, donde una serie de mujeres ocultan su rostro cuando notan que están siendo grabadas.

¿Y recuerdan esta campaña de 2006?

Sin embargo, en marzo de este año la marca liberó ‘Beauty Filter’ una herramienta de Photoshop que prometía dejar con un sólo clic un brillo especial en la piel, dejándola “lucir más bonita” y la instaló en diversos sitios consultados principalmente por diseñadores profesionales.

dove.jpg

Pero ¿Por qué esta marca defensora de la belleza natural, de repente se encuentra incentivando el uso de photoshop?

Lo cierto es que al utilizar esta herramienta, en vez de realzar el brillo de la imagen, deshacía los retoques realizados por el diseñador, devolviéndola a su estado original, -al menos en su primera capa- donde además se desplegaba un mensaje que decía “No manipules nuestra percepción de la belleza real”.

La idea original de OgilvyOne Toronto, probablemente no obtuvo grandes resultados, ya que sólo afectó a un número reducido de diseñadores que descargaron la acción, pero de todas formas es una gran iniciativa, ya que más allá de aportarnos un mensaje, genera acciones tangibles que nos permiten reflexionar acerca del retoque excesivo y la necesidad de reaccionar ante nuestra manipulada percepción de la belleza.

Fuente: Unapausaparalapublicidad.files.wordpress.com