Actualidad

Mujeres al poder

Más de 20 mujeres han sido presidentas de sus países a lo largo de la historia. Algo está cambiando.

El movimiento femenino por el derecho a votar consiguió sus primeros logros recién a mediados del siglo XIX. Desde ese momento la mujer toma un rol fundamental en la sociedad y la vida pública luego de tantos años relegadas al trabajo netamente casero y familiar.

Recién dos siglos después vemos como varias mujeres se han lanzado en campañas políticas logrando hoy en día 5 mandatarias en países como Argentina (Cristina Fernández), Costa Rica (Laura Chinchilla), Brasil (Dilma Rousseff), Alemania (Angela Merkel) y Tailandia (Yingluck Shinawatra). Y más de 20 a lo largo de la historia, la presencia Latinoamericana en la lista es evidente.

En la actualidad Chile se encuentra en pleno proceso electoral para definir quién será el nuevo presidente del país. Entre la nómina de candidatos se encuentran tres mujeres que desean quedarse con el puesto, Michelle Bachelet, Evelyn Matthei y Roxana Miranda. Todas de diversos grupos económicos, políticos y sociales. Por ejemplo, para Bachelet su historia está marcada por la dictadura chilena, su padre -Alberto Bachelet- fue preso y asesinado por sus propios subalternos ya que fue general de Brigada de la Fuerza Aérea en el gobierno de salvador Allende. Ella representa a la coalición de los partidos de centro izquierda chilena, aglomerados bajo el nombre de Nueva Mayoría. Por otro lado la vida de Matthei se encuentra también marcada por este periodo pero desde la mirada opuesta. Su padre Fernando Matthei, fue comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile y miembro de la Junta Militar de la dictadura. Ella es la posible representante de la ultra derecha. En este momento los partidos de esa alianza (RN y UDI -del cual ella es militante-) se encuentran en proceso de acuerdo. Finalmente, tenemos a Roxana Miranda representante del Partido Igualdad que agrupa a una serie de movimientos sociales mucho más radicales respecto de los derechos ciudadanos y étnicos.

Por otro lado en Irán se realizaron elecciones el mes recién pasado, donde 30 mujeres se inscribieron como candidatas a la presidencia, sin embargo, el ayatolá declaró que “las mujeres no pueden ser presidentas del país” y las candidaturas se bajaron. En aquel país las mujeres solo pueden postular a un puesto como diputadas o ser elegidas parte del gobierno. Obviamente son muy pocas las elegidas.

El caso de Estados Unidos también es interesante ya que a principios de la década de los 70 solo una mujer se atrevió a desafiar la tradición de la sociedad conservadora predominante en el país del norte. Shirley Chisholm, congresista por Nueva York e hija de inmigrantes antillanos, lanzó su candidatura presidencial en 1972, se presentó a primaria en el Partido Demócrata pero no ganó. En su momento declaró que encontró “más discriminaciones por ser mujer que por ser negra”. Y claro hoy la mujer más fuerte en la política norteamericana es Hillary Clinton, actual Secretaria de Estado  y probablemente la próxima candidata presidencial demócrata para las elecciones de año 2016.

Otra historia interesante es la de Park Geun-hye quien a sus 60 años es la primera mujer presidenta de Corea del Sur. Esta ingeniera de profesión tiene como objetivos principales de gobierno garantizar la paz y seguridad nacional, ya que su país se encuentra en pleno centro de disputas territoriales históricas con China y Japón. Pero es la alianza estratégica con Estados Unidos su principal interés económico.

Los líderes políticos del siglo XVIII  -la mayoría hombres blancos- seguramente jamás se habrían imaginado que el mundo se planteara como lo es en la actualidad; y mucho menos que las mujeres avanzaran socialmente al punto de tener una participación activa en la política mundial como votantes y claro, candidatas.

Foto: christopherwitt.com, Spirit21.co.uk

Tags

Lo Último


Te recomendamos