Bodas a meses sin intereses

¿Cuánto y por cuánto tiempo estarías dispuesta a pagar por tu boda?

Si alguna vez se han interesado, al menos un poco por el tema de las bodas, saben que celebrar tu unión con amigos y familiares puede ser muy costoso. Aunque vale la pena, y depende en mucho del tipo de boda que quieran, lo puede ser.

Al menos en México, la industria de las bodas es bastante grande, al menos hasta el 2010, había medio millón de bodas al año (y no tenemos datos más recientes todavía). Y hasta el 2009, no existía tal cosa como pagar los proveedores de la boda a mensualidades.

Es un concepto bastante nuevo, surgió, al menos en México, porque en el 2009 debido a la crisis de la influenza, se cayó toda una temporada de bodas, entonces hubo que flexibilizar las cosas un poco. Y es curioso, porque hoy en día nos fascina comprar todo a meses sin intereses.

Los banquetes, los salones, el vestido, todos los proveedores se pueden conseguir a mensualidades. Lo único que no se puede conseguir con este tipo de promociones es la iglesia (aún). Es un concepto bastante interesante, pero no sé si yo lo consideraría como LA opción, en lo personal.

Por varias razones:

El cielo es el límite
El hecho de firmar a plazos tu boda puede resultar muy poco efectivo para tu presupuesto. Si no tienes claro tu límite, o le tienes poco respeto, el presupuesto de tu boda puede crecer exponencialmente. A menos que tu pareja y tu tengan bien claro el límite sobre lo que piensan gastar (y se comprometan a cumplirlo), mejor reconsidera una boda a meses sin intereses.

¿Qué tal si no dura?
Queremos ser optimistas y hablar de uniones que duran para toda la vida. Pero, ¿y si no funciona? Supongamos que te comprometes a pagar tu boda a tres años, pero la unión no alcanza esta duración. Tienes que pensar claramente en cómo te haría sentir eso.

Más presión a tu matrimonio
Bien dicen que el primer año de unión es el más complicado y también, seguramente, habrá muchas peleas por asuntos económicos. Continuar con los pagos de la boda podría hacerlos estallar más fuerte. Considéralo también.

Encontré un buen artículo del Pequeño Cerdo Capitalista, donde lo que recomiendan es elegir. Elije bien lo que quieras priorizar, y no estés dispuesta a comprometer y que tu pareja también haga lo mismo y ahorren por esos objetivos.

Apéguense a esa decisión y comprométanse. La boda de sus sueños, como el éxito en el matrimonio dependen de que trabajen como equipo.

¡Únanse! O cuéntenme, ¿ustedes tendrían una boda a meses sin intereses?