Ley que desestima el matrimonio gay en EE.UU. fue declarada inconstitucional

Con lágrimas y aplausos, la Corte Suprema pronunció la sentencia de que la DOMA, ley de defensa del matrimonio heterosexual, viola la Quinta Enmienda.

Este miércoles, la Ley de Defensa del Matrimonio o DOMA (por sus siglas en inglés), es decir, la ley que prohíbe al gobierno federal reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo en Estados Unidos, fue considerada como inconstitucional, según el dictamen de la Corte Suprema que alcanzó 5 votos contra 4.

“La ley federal no es válida para ningún propósito legítimo. Supera el propósito, desacreditando y perjudicando a los que el Estado, mediante sus leyes de matrimonio, trata de proteger en la personalidad y la dignidad”, expuso el juez Anthony Kennedy, representando la opinión de la mayoría. “Al tratar de desplazar la protección y el tratamiento de las personas que viven en matrimonios menos respetados que otros, la ley federal es una violación de la Quinta Enmienda”, agregó.

El juez Kennedy pronunció el dictamen de la corte junto a los jueces Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. El Presidente del Tribunal Supremo, John Roberts y -los jueces- Antonin Scalia y Samuel Alito presentaron opiniones disidentes. Mientras que el juez Clarence Thomas se unió totalmente a Scalia.

Cuando Kennedy leyó la opinión de la mayoría de la banca, se escucharon gritos de emoción en la sala del tribunal, sobre todo cuando el juez pronunció la sentencia de que la DOMA viola la Quinta Enmienda.

La DOMA, fue firmada por el presidente Bill Clinton en 1996 e impidió que las parejas del mismo sexo, cuyos matrimonios fueron reconocidos por su estado natal, recibieran los cientos de beneficios disponibles para parejas heterosexuales casadas bajo la ley federal. Durante el gobierno de Obama, el Departamento de Justicia inicialmente defendió la DOMA en la corte, a pesar del deseo de la administración para derogarla. Pero el Departamento de Justicia cambió el curso a principios de 2011, encontrando que la ley era inconstitucional y se negó a defenderla por más tiempo.

Fuente: Huffingtonpost. 

Foto: AFP