5 cosas qué hacer antes de decir que sí

Todas tenemos dudas antes de casarnos. Toma las riendas de tu vida antes de casarte y toma estos 5 consejos para hacer antes de dar el si.

Ya tienes el anillo, ya reservaste el salón, la iglesia, tu vestido. ¿Estás lista para casarte?

Entrar en el matrimonio no es una decisión que debe ser tomada a la ligera. Uno se casa con la convicción de ser fiel, amar a una sola persona por el resto de nuestras vidas, compartir agendas y billeteras, tener hijos y formar una familia (además de muchas otras cosas).

Casarse significa dejar atrás la vida de soltería, a nuestra familia, a nuestros amigos (en algunos casos) y comenzar de cero de la mano de la persona que elegimos. Antes de tomar ese gran compromiso es natural que tengamos dudas y que nos embarguen los second thoughts.

De novia a novia te digo que no debes sentirte mal si de repente te cruza por la cabeza el no saber si estás tomando la decisión correcta. Reflexionar si pasar una vida al lado de tu novio te hará la mujer feliz de la tierra es algo muy personal y cada persona debe ser responsable de sus decisiones. Sin embargo, hay cinco tips/cosas/actividades que me voy a tomar la libertad de sugerirte para que puedas aclarar cualquier duda, y si acaso no hay dudas, para que disfrutes mucho tu soltería antes de finalmente dar el si.

1. Viaja

Sola o con amigas -pero no con tu novio- aprovecha antes de casarte para tomar un gran viaje a un lugar que te encante y con el cual tengas una conexión personal. Atrévete a perderte en calles y probar la comida local. Dicen que aunque los viajes cuesten dinero jamás nos dejan más pobres. Aventúrate a redescubrirte en un lugar ajeno. Poner distancia de por medio será lo mejor para reflexionar sobre la gran decisión de vida que tienes adelante.

2. Cierra círculos

¿No sabes si todavía estás enamorada de tu ex? Suele pasar, no te agobies. Date la oportunidad de cerrar círculos en tu vida que todavía queden abiertos. Cítate con esa persona que te pone en duda, confiésale tus sentimientos, que no quede en tí y libérate de cualquier “hubiera”.

3. Vete de fiesta loca.

Agarra a tus amigas y dense la oportunidad de tener 1 semana de pura fiesta Girls Only. A veces al estar con nuestros novios se nos olvida que alguna vez fuimos unas locas de las fiestas, y necesitamos recargar pilas para aventarnos el clavado de casarnos.

4. Perdónate y perdónalo.

Todos cometemos errores, seguro en tu relación pudiste haberlos cometido tú o tu novio. No lleves a tu matrimonio antiguas peleas o antiguos rencores. Si están decidiendo dar este gran paso y alguna vez tuvieron problemas graves, es momento de que perdones cualquier cosa que pudiera haber pasado y te enfrentes al matrimonio con la cuenta nueva.

5. Jamás te olvides de ser tú.

Aún y cuando estés decidiendo casarte, ten presente que jamás dejarás de ser tú. Si, serás la “esposa” pero no dejarás de ser tú. No pierdas tus intereses, tus gustos, tus aficiones sólo por estar con alguien más. No creas que casarse es reinventarse o mimetizarse en la otra persona. Lo más padre de las relaciones es que al ser distintos siempre tendrán qué compartir.

Ánimo. 🙂