Programa de TV islámico enseña a hombres a golpear a las mujeres cuando se rebelan

El doctor Doctor Al-Hajj comenta que luego de varios intentos de llegar a acuerdo entre el hombre y la mujer si ella “sigue siendo rebelde, La sabiduría del Islam se manifiesta en la existencia de un otro método: el de los golpes no agresivos”.

Llevamos años intentando entender cómo funciona el machismo en el Islam. Sabemos que es un tema complejo que no se debe tomar a la ligera y que es muy importante respetar la diversidad cultural. Sin embargo, me topé con un video que me impactó.

Se trata del programa islámico transmitido por la televisión inglesa llamado “Iqraa TV” el cual se define como “el refugio de la familia” y que en su último capítulo explicó cómo el hombre debe ejercer la disciplina en el hogar, mediante los golpes que atañen a todos incluso su mujer.

Jassem Al-Mutawa es el conductor del espacio y comenta en el programa que “tenemos que hacer frente a nuestros problemas a través del diálogo y el entendimiento mutuo”, agregando que “con algunas mujeres, es bueno utilizar palabras duras, pero con otras no es así. Con algunas mujeres, es bueno hablar con calma, con palabras dulces. Con algunas, si les hablas con dureza se vuelven más tercas, y la situación empeora. Con otras, ocurre exactamente lo contrario: Si hablas con ellas con calma, ellas no lo entenderán, y la situación empeora. De modo que no puedes confiar en una fórmula, tipo uno más uno, dos”. Estos son algunos de los tips que entrega el presentador. Claramente son consejos bastante sensatos, pero la cosa se pone más oscura a continuación.

Para apoyar el programa invitaron al Doctor Al-Hajj, quien se supone que sería un experto en las técnicas disciplinarias. “El castigo se limita a los casos de rebelión, en los que la vida familiar se convierte en un infierno”, comenta el “experto”. Luego de varios intentos de llegar a acuerdo entre el hombre y la mujer si ella “sigue siendo rebelde, La sabiduría del Islam se manifiesta en la existencia de un otro método: el de los golpes no agresivos”, argumenta.

Ahora mi pregunta es ¿cuáles son los golpes no agresivos? Para Al-Hajj la respuesta es evidente: “Las palizas duras dejan marcas en la cara y en el cuerpo, de modo que no hay que golpear en la cara y no hay que propinar golpes que provoquen fracturas o heridas”.

¿Increíble no?

Fuente: www.lasegunda.com