Paula Ferrer, artista rebelde y multidisciplinaria

Paula nos cuenta lo difícil que es abrirse camino en Chile como artista, debido a que -según ella- las elites ocupan muchos de esos espacios, a veces cerrando puertas a quienes tienen el talento y no los contactos.

Paula Ferrer es una artista visual chilena que a pesar de ser muy joven ya ha expuesto sus pinturas en varias oportunidades, incluyendo la Biblioteca Nacional y el Centro Arte Alameda.

Paula nos cuenta lo difícil que es abrirse camino en Chile como artista, debido a que -según ella- las elites ocupan muchos de esos espacios, a veces cerrando puertas a quienes tienen el talento y no los contactos.

Conoce a esta nueva artista nacional que ha desarrollado su carrera en pintura, bordado, murales callejeros, serigrafía y fotografía, entre otras áreas.

tumblrmhr6byhajt1s5o5fko11280-2.jpg

¿Por qué te acercaste al arte?

Mi mamá también pintaba, hacía cuadros súper trágicos. Me recordaba a Frida Kahlo. Cuando pasé a la enseñanza media nos cambiamos de barrio a Ñuñoa y ahí entre al Colegio La Fontaine, mi profesora de arte era súper motivada así que comencé a experimentar más cosas. Aunque me gustaba mucho la fotografía, incluso estando en el colegio expuse en la Biblioteca Nacional. Mi mamá quería que estudiara diseño, pero fui a inscribirme a la Arcis para continuar con arte. Llevé mis fotos, me preguntaron por qué no estudiaba eso, pero mi inquietud era la pintura. Y me fue mal. Me eché el ramo, entonces me vino todo el cargo de conciencia así que comencé a pintar mucho y ahí con la perseverancia logré mejorar mi técnica. Después mis profesores no me creían que las pinturas eran mías. Le tomé el gusto, sentía que incluso era más terapéutico. Comencé con retrato y me encantó.

548975101514464588179611775220666n660x650.jpg

Luego, fui mamá y dejé de pintar porque las cosas se pusieron más difíciles. Necesitaba reunir dinero y comencé a diseñar ropa para vender. Pero pasé un momento muy malo, muy triste en el cual me di cuenta que necesitaba volver a pintar. Ahí tomé varias fotos de lo que me gustaban -especialmente personajes, íconos-. Pensé que era el momento de lanzarme y decidí darle con todo, si ahora no funcionaba iba a renunciar.

Comencé a trabajar en una galería y gestioné varias exposiciones lo que me sirvió mucho para aprender más del movimiento. Así el 2011 expuse varias veces, tenía muchos cuadros que hice cuando estaba embarazada y otros que creé cuando decidí dedicarme a la pintura. En cinco meses hice muchas obras, que luego expuse. Afronté la crítica de los teóricos, querían que hiciera pinturas teóricas, cosa que jamás fue mi idea. Pero no me importó solo tenía que lanzarme y hacer lo que yo quisiera. En Chile la crítica no es tan constructiva, es más bien teórica. Si uno no hace lo que ellos quieren te destruyen.

screenshot20130524at12.13.48pm660x650.jpg

¿Hay una nueva corriente rebelde en la pintura?

No sé si solo en la pintura. Creo que la cantidad de requisitos para exponer en un lugar importante son demasiados, no estoy ni ahí con exponer ahí; en cambio salir a la calle y participar de las manifestaciones con mi trabajo me da más satisfacción. Participé de un grupo llamado “Artistas sin futuro” y ahí sacábamos las obras las marchas, para que todos las pudieran ver. Gente común y corriente veía los cuadros y le pasaban cosas. Tengo muchos amigos que han abierto sus casas y las han convertido en galerías. O se organizan encuentros en sus propias casas, se saca todo de adentro y se expone. El arte en Chile es muy elitista. Pero mucha gente joven se está agrupando, está abriendo sus casas, son ellos mismos los curadores, son ellos los que critican, eligen las obras, te llaman y eso es buenísimo porque se abren los círculos.

388256129386190504429150303054n-2.jpg

¿Qué tal las nuevas galerías? ¿Hay instancias para exponer?

Siempre hay una “taquilla”, gente de moda que aparece en todas las galerías, pero al menos hay más oportunidades de exponer. Creo que no es como antes. Ahora puedes poner tus cuadros donde quieras, puedes incluso abrir un espacio en un bar de mala muerte, organizar bien y listo tienes tu propia expo.

399088101506613134615931956741213n660x650.jpg

¿Qué pasa con las elites del arte?

Ahí hay un problema. Por ejemplo, está este señor Justo Pastor Mellado que ha criticado fuertemente el graffiti en Valparaíso. Él quiere analizar estas pinturas desde la teoría y no puede ser así porque este arte fluye generalmente desde las poblaciones donde no siempre hay estudios. Entonces, no se puede tratar como las demás técnicas. Incluso recuerdo hace un tiempo que gente del DuocUc se ofreció voluntariamente para pintar con blanco la subida Cumming donde habían buenísimos trabajos. Un día llegué y me topé con un graffiti de ‘Charquipunk’ que estaba a medio tapar, él andaba en Perú pintando y le mandé la foto. Quedó impactado con lo que estaban haciendo. Después esos mismos muros los llenaron de tags o rayados. Prefiero ver los murales a los muros blancos llenos de rayados.

Si las casas se están cayendo en Valparaíso no es culpa de los grafiteros, es porque el municipio no se preocupa de restaurar. Ahí hay artistas reconocidos que han pintado los muros de la ciudad como Zekis e Inti, ellos son famosos en el mundo por sus graffitis son chilenos y acá los quieren tapar. Esas son las cosas del arte, las elites tratan de ‘picantes’ las artes que no están en galerías y eso es injusto.

screenshot20130524at12.18.55pme1369667333450-2.jpg

¿Cuéntame un poco de tus obras femeninas?

Cuando estaba embarazada tenía que hacer un proyecto para la universidad, ahí tomé algunas imágenes de chicas de internet y las pinté. Me preguntaron incluso en una ocasión si era lesbiana. Pero no era eso, sino que me encanta la belleza del cuerpo femenino. Lo mismo me pasa con las cantantes y las actrices. Quería mezclar mi trabajo con la música principalmente y ahí retraté mis cantantes favoritas. Entonces, cuando lo expuse en el Cine Arte Alameda mostré los cuadros y hubo una banda. Tenía muchas ganas de mezclar estos dos mundos.

Mi aporte ahora está también enfocado en los bordados, quiero mostrar la realidad del país en ellos. En lo delicado que es el bordado se puede llevar a una situación actual de Chile. Por ejemplo ahora quiero bordar también dos niñas mapuches y una la está apuntando con una pistola. Esas obras hablan. En el bordado encontré la política y eso me gusta mucho.

¿Qué es para ti ser mujer?

Ser fuerte, tener que afrontar muchas cosas, es duro. Siento que es súper duro ser mujer. Hay que cuidarse en la calle, ser mamá soltera es complejo y ahora más ya que las mujeres hoy tienen tantos roles. No solo se quedan en la casa esperando al marido. Por ejemplo, el arte no da mucha plata pero es lo que quiero hacer y lo voy a hacer a pesar de todo. Voy a salir adelante con mis pinturas y como mamá, con todo lo que se venga. Quizás mi mamá sabía que la vida es así de dura y por eso me crió súper independiente. Hoy se lo agradezco.

Más info: pinturapaulaferrer.tumblr.com
Contacto: Paulaferrer.p.f@gmail.com