“Me manosearon en el metro y cambié mi forma de vestir”

Abusos sexuales a mujeres en el transporte público, un problema que parará cuando dejemos la vergüenza a un lado y hagamos nuestra denuncia.

“Me ha tocado que me toquen las nalgas cuando voy subiendo las escaleras, me da un asco tremendo” declaraciones como estas son las que escucho de mis amigas y compañeras de trabajo frecuentemente.

Día a día viajo en metro y lo primero que pienso al abrir mi closet es ¿qué me pongo? Siempre termino escogiendo pantalones y blusas muy poco escotadas o si me pongo alguna que sea un poco sexy nunca olvido llevar un suéter enorme que me cubra por completo pero ¿por qué?

La realidad es que diariamente las mujeres en México nos exponemos a ser víctimas de abusos en el metro, nunca falta el típico hombre que se cree muy machito y se siente con el derecho de agarrarte las pompas pero también “manosearte, friccionarte con su pene, tener alguna eyaculación frente a ti o exhibir sus genitales”  como lo asegura Margarita Argott, Coordinadora del programa “Viajemos Seguras” .

“Alguna vez me he subido con vestido y me han metido la mano entre las piernas, lo comenté con alguien y me dicen que es mi culpa por ponerme vestido” dice una mujer de cerca de 40 años para el Universal TV, lo peor de todo es que algunos hombres siguen creyendo que tenemos la culpa por vestirnos como a nosotros nos gusta, la realidad es que el problema está en ellos, en no saber respetar.

Diariamente se realizan 21 millones de viajes en metro diario, y de ellos el 51% son mujeres. La Procuraduría General del Distrito Federal asegura que diariamente recibe de 5 a 7 denuncias diarias de abuso sexual en este transporte, sin embargo los que se denuncian sólo son algunos de los que realmente se viven día con día y ¿sabes cuál es el principal argumento de algunas mujeres? “Me da vergüenza, todavía que me hacen pasar un oso muy grande, tener que jalar la palanca de emergencia y hacer todo un relajo, da más pena con la gente que te rodea” asegura una mujer víctima.

Si realmente queremos que esto termine debemos quitarnos esa vergüenza mujeres, ya que la misma ley llega a castigar a estos hombres en México con 3 a 8 años de cárcel sin derecho a fianza. Otro punto importante es que el 10% de las mujeres que denuncia,  en el momento que se dicta la sentencia deciden perdonar a sus agresores ¿qué nos pasa? si permitimos que un hombre nos manosee y no lo denunciamos estoy segura que será el hombre que continuará con sus mañas con otros mujeres similares a ti.

Por otro lado, no hay duda, este tipo de abusos han modificado nuestra forma de vestir, pero la realidad es que esto no debe impedir vernos bellas, los hombres son muy necios y sólo van a entender que su comportamiento es una completa falta de respeto hasta el día que alcemos nuestras voces y digamos ¡no más! mientras tanto y para prevenir simplemente lleva un suéter extra o unas mallas sencillas que al llegar a tu destino simplemente te puedas quitar, es muy incómodo, lo sé, pero funciona.