Orgullosas anónimas, S. A.

Ser orgullosa es un arte, úneteles y aprende.

Bienvenida a Orgullosas anónimas, el único lugar en el que usted aprenderá las tácticas básicas en las que una mujer cruza aquella delgada línea entre “hacerse la difícil” y “aplicar la ley del hielo”. Primero que nada, queremos que sepa que para nosotras, ser una mujer orgullosa es estar, precisamente, orgullosa de ser mujer. O no.

El lema de Orgullosas anónimas está divido en 3 partes:

  1. No importa.
  2. No le hagas caso.
  3. Eres muy joven.

Porque aquí en Orgullosas anónimas tenemos una sola regla: si es su culpa, él pide perdón; si es tu culpa, ÉL PIDE PERDÓN. En Orgullosas anónimas nos valemos de nuestras herramientas más importantes de stalkeo y drama para continuar con nuestros berrinches silenciosos hasta que, bueno, ÉL PIDE PERDÓN.

En Orgullosas anónimas encontrarás diversos campos de estudio como hombres, patanes, súper patanes, súper increíblemente patanes y “sólo amigos”. Y además, en Orgullosas Anónimas se imparten a cada momento las siguientes asignaturas:

• Tardarse en contestar vía WhatsApp
• Dejarlo en “visto” vía Facebook
• Introducción a Ignorarlo
• Ignorarlo I
• Ignorarlo II
• Ignorarlo III: Empezar a hacerle caso a otros

Orgullosas anónimas, además, cuenta con un panel de catedráticas bastante apto que incluye a Blair Waldorf (madre de un hijo y esposa del anteriormente mujeriego, Chuck Bass) y a la Sra. Smith, entre otras mujeres bastante orgullosas de serlo, para instruirnos ante la vida.

Por si fuera poco, en Orgullosas anónimas también contamos con maestría y doctorado en Decir adiós a malas amigas, misma carrera que apenas este curso logró miles de graduadas satisfechas.

Tenemos aquí un testimonio de exalumnas anónimas, pero satisfechas:

  • Orgullosas anónimas salvó mi vida”.
  • Orgullosas anónimas me recordó el porqué soy mujer”.
  • “Toda la vida me había rodeado de imbéciles hasta que, gracias a Orgullosas anónimas, me di cuenta de lo estúpido que era: yo le hablaba primero a esos imbéciles, yo les permitía la entrada a mi vida y ellos tan sólo la invadían en forma de kilos demás en mis jeans provocado por [llora] Nutella y lágrimas”.
  • “No es un club en contra de las adicciones, no, no. Orgullosas anónimas es el Alcohólicos anónimos que todos quieren, es un ‘sigue bebiendo, eso es lo que te gusta’ y la vida, entonces, vendría siendo Alcohólicos anónimos”.
  • “Realmente les recomiendo ir a Orgullosas anónimas”.

¿Qué esperas? ¡Inscríbete ya!

 

___________________________________________________

*No apto para “esas amiguitas” ni, por supuesto, malas amigas.
**Tacones indispensables.
***Bote de Nutella individual.