“De lo terrible de la violación sacas algo bueno, que es un hijo”

Estudiantes de la Universidad CEU, denunciaron que durante una clase de Periodismo, la profesora a cargo del ramo señaló que “las mujeres maltratadas no deben separarse porque eso es amor”, entre otras afirmaciones que despertaron una fuerte polémica.

Estudiantes de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, denunciaron que durante una clase de Periodismo, la profesora a cargo del ramo señaló que “las mujeres maltratadas no deben separarse porque eso es amor” y que “el aborto en el caso de violación no es tolerable porque dentro de lo terrible de la violación sacas algo bueno, que es un hijo, un don de Dios”. Se trataría de una clase de Doctrina Social de la Iglesia, impartida en tercer grado de Periodismo por la docente Gloria Casanova.

Afirmaciones como: “aunque tu marido te sea infiel, la verdadera prueba de amor es seguir amándole con lágrimas en los ojos, como Jesús lloraba en la cruz” y y que la homosexualidad “se puede reconducir”, generaron conmoción entre los alumnos, quienes denunciaron los hechos mediante redes sociales.

Ante esto, la universidad publicó un comunicado, subrayando que la institución académica “fomenta el debate plural y la reflexión entre alumnos y profesores y acoge todas las opiniones que se expresan desde el respeto al ideario del centro”, agregando que “la atención y escucha a los estudiantes es una prioridad para esta Universidad –que ofrece numerosos canales donde debatir propuestas y plantear ideas y opiniones–, al igual que cultivar el espíritu crítico de los alumnos y fomentar sus propias reflexiones”. “El debate suscitado -continúa- anima a la Universidad a impulsar un foro universitario donde conocer y reflexionar sobre la Doctrina Social de la Iglesia”.

Por su parte, la profesora declaró al periódico ‘Levante’, que “decir que fue una clase polémica es exagerar”. “Ha sido una lección muy dialogada, dando pie a los alumnos a tenor de la asignatura que imparto”, añadió, exigiendo “no sacar las cosas de contexto”.

Repercusión en el muro de Facebook 

Las declaraciones de Gloria Casanova, generaron inmediatamente en el muro de facebook de la institución, un acalorado debate, llenándose de comentarios y fuertes críticas que denuncian la inmoralidad de los testimonios de la docente.

Como expone el sitio Publico.es, la mayoría de los comentarios muestran su indignación, catalogando las afirmaciones  de la docente como inadmisibles y repugnantes dentro de un aula de clases, exigiendo que el equipo rector de la Universidad, “que presente su dimisión y pida perdón público a todas las víctimas de malos tratos y violaciones”.

Los testimonios de Casanova, no sólo despertaron las iras de sus alumnos, sino que de diversos usuarios de las redes sociales, quienes exigen el despido inmediato de la docente, de hecho, ya fue creada una petición digital mediante Change.org , enlace que está siendo divulgado a través del muro de Facebook de la Universidad. El que además se ha llenado con imágenes de mujeres que han sufrido maltrato, subidas por los usuarios.

Algunos Comentarios en Facebook

“Si esa es la doctrina de la iglesia católica, mal estamos… “, David Andreu Coronas

“Lo demencial es que esto lo diga una mujer en pleno siglo XXI y que haya gente que pague por escucharla…” de Ana Sánchez.

“El machismo de la Sra. Gloria Casanova no tiene límites. Si a ella no le importa que le peguen o la violen, es problema suyo, no del resto de la sociedad”, Juan José García.

A la cabeza se me vienen dos frases dichas por uno de los máximos defensores de la libertad de expresión y pensamiento, Voltaire.

En una de ellas sostiene los niveles de respeto y tolerancia entre los seres humanos:

“Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero daría mi vida por que usted pudiera manifestarse.

En la otra deja entrever nuestra evidente inconsecuencia:

“Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo”.

Sin embargo, cuando en el mundo se está tomando por fin consciencia contra la violencia de género y en este magnánimo esfuerzo por terminar por ejemplo con el femicidio, con el permiso de Voltaire, el problema no radica en no tolerar el libre pensar de esta mujer, sino en que ella como profe y guía podría conducir las ideas y pensamientos de las nuevas generaciones. Un retroceso.

¿Qué opinas tú?

Fuente: Publico.es