Peng Yang: una primera dama que impone moda

Una primera dama mediática en China “es un acontecimiento histórico” , asegura el editor de Vogue en este país.

De un momento a otro nuestras miradas están en el China pues hay una mujer que está luciendo más brillante que el sol de Medio Oriente.

Ella es Peng Yang, la primera Dama de China, quien en su primer viaje al extranjero junto a su marido  el presidente Xi Jinping ha recibido una infinidad de elogios por la elegancia y buen gusto en su forma de vestir, esto ha provocado que la popularidad de las marcas de moda de China aumenten.

Lo que está sucediendo es algo realmente diferente porque Peng es una mujer que visita el Occidente conservando su original forma de vestir y comprueba que para lucir bien en el mundo occidental no es necesario comprar ropa de las marcas caras a las que nos hemos acostumbrado a comprar.

Ya no es Louis Vuittton, ni Channel, no Hermes, ahora todas queremos vestir de Exception, una marca autóctona bajo la que se viste Peng. En especial nos dejó impactadas con el saco y bolso que utilizó durante su visita a Rusia.

Y la sensación no acaba ahí pues muchas mujeres chinas han acudido esta semana a tiendas de la franquicia en ciudades como Pekín, Shanghái o Chengdu para pedir a las dependientas un bolso negro igual al que llevaba la primera dama en Rusia, aunque el modelo de Peng era hecho por encargo.

De hecho, las marcas de moda chinas han aumentado su cotización en la bolsa local, lo que, según la prensa, se debe a previsiones de que las firmas autóctonas se aprovechen del fulgurante éxito de la primera dama.

La buena impresión de Peng, de 50 años, continuó en Tanzania, segunda parada de la gira de Xi, su esposa desembarcó del avión presidencial vistiendo un radiante vestido blanco con bolso a juego.

“Es la primera vez que una primera dama de China aparece como una mujer moderna que viste bien, con buen gusto y confianza” , aseguraba ante las apariciones de Peng el editor de la versión china de “Vogue” , quien opina, en declaraciones al “South China Morning Post” , que la aparición de una primera dama mediática en el país “es un acontecimiento histórico” .

Para las marcas chinas también es una gran oportunidad, señalan los expertos, de la misma forma que figuras como Michelle Obama o Carla Bruni promocionaron marcas locales.

Peng es famosa desde hace tres décadas en China, antes incluso de conocer a su actual marido, ya que es una reconocida soprano que ha actuado en galas televisivas del país asiático desde los años ochenta, pero jamás había llamado tanto la atención con su elegante forma de vestir.

Desde el ascenso político de su marido ha dejado casi completamente los escenarios, desviando su actividad a causas benéficas como actividades de apoyo a afectados por el VIH-sida.

Sin duda Peng trae la elegancia en la sangre y simplemente ha despertado.Mira sus modelitos.

Fuente: El Universal