Ligan depresión con alto consumo de refrescos embotellados

Los dietéticos y los que tienen sabores frutales son los principales culpables, sugiere un estudio

Consumir más de medio litro de refrescos embotellados al día (llámense sodas, bebidas carbonatadas, etcétera) podría causar depresión, según un nuevo estudio realizado por el Instituto Nacional de la Salud (NIH) de los Estados Unidos y que fue presentado por la Academia Estadunidense de Neurología.

El estudio encontró que quienes consumían cuatro latas de soda (de 355 mililitros) en promedio diariamente,  tienen un 51% de probabilidades de sufrir depresión y estas aumentan un 38% si los refrescos son dietéticos o de sabores frutales. Irónico que en los comerciales de estas bebidas, las personas aparecen felices e incluso eufóricas, cuando el efecto sería totalmente lo contrario.

Pero, ¿cuál será el motivo? Aunque en la nota publicada por La Jornada no se establece la razón que liga a la depresión con el consumo de refrescos de soda,  ya habíamos publicado con anterioridad que existen muy buenas razones para dejar los refrescos de soda (especialmente los light) ya que tienen más efectos negativos en la salud y hábitos de las personas de los que uno se podría imaginar, siendo de los más notables el aumento de peso, que puede ocasionar obesidad y por ende otros padecimientos como diabetes, hipertensión, problemas renales e infartos.

Así que en lo que queda claro si lo ocasiona o no, mejor prevenir y optar por algo más saludable como un fresco vaso de agua simple, ¿no creen?