¿Donarías tus óvulos?

Dicen que una vela no pierde nada dando luz a otra vela

vengo enterándome que existen las donaciones de óvulos, no estoy segura que existan centros en México, pero al parecer hay centros globales que solicitan donadoras de cualquier nacionalidad.

En un principio, me pareció buena idea para obtener una módica compensación. Pero luego me puse a pensar en todo lo que implicaría. Aunque me parece halagador que una pareja decidiera que su hijo llevara mis genes, ya no sé si me siento completamente a gusto con la idea.

Es cierto que un padre o una madre son los que te crían y te cuidan, con los que convives casi a diario y que en realidad prestarle tus genes a alguien más no te convierte en su madre tal cual. Pero te pones a revisar las hojas de solicitud para donar óvulos y en verdad que te dan mucho en qué pensar. Algunas agencias ofrecen muchas opciones válidas para antes, durante y después de la donación.

Por ejemplo, antes de que te seleccionen necesitan hacer muchas evaluaciones sobre tu salud y cualquier enfermedad genética o psicológica que pudieras tener. Una vez completados y analizados, los especialistas de la agencia de donadores te dirán si eres seleccionada para el proceso.

Una vez seleccionada para el progreso, tienes que recibir tratamientos de hormonas para hacer que tu organismo produzca más óvulos de lo que normalmente haría (que es uno), por lo que por un período aproximado de dos semanas, tendrías que realizarte inyecciones hormonales diarias y asistir a varios chequeos médicos. Todo esto hasta que los óvulos estén maduros y puedan ser extraídos de forma vaginal.

Además de pensar en todo lo que es necesario hacer para poder donar óvulos, también están las consecuencias, ya que puedes llegar a diversos tipos de arreglos con la agencia y con la pareja que recibirá los óvulos. Desde ser un donador anónimo hasta llegar a un acuerdo y seguir en contacto con los padres y el niño. Cualquier opción depende de la decisión de la donante.

Por último está el beneficio económico de donar óvulos. Ya que por cada donación se puede recibir en promedio la cantidad de mil dólares, y en la mayor parte de las ocasiones puedes llegar a un arreglo donde todos los gastos médicos sean cubiertos por la pareja receptora.

Todo esto da mucho que pensar. La satisfacción de poder ayudar a una pareja suena atractiva y la parte económica tampoco suena mal, sin embargo de cierta forma me sentiría responsable por esa personita. Por lo que de donar, me aseguraría de seguir en contacto, sólo para cerciorarme de que está bien y feliz.
Si les parece interesante, tendrían mucho en lo que pensar.