O-mama!!!!

A propósito de la reelección de Barack Obama y su sexy progenitora.

Se dice que la mamá no es la que pare sino la que cría. No obstante los créditos para la progenitora no pueden ser obviados tan fácilmente. ¿De dónde sacó Barack Obama su “We Can” y su feroz sex appeal?

El primer negro en la Casa Blanca, ha sido majadero al afirmar que fue “abuelado”, evitando así, hacer alusiones a su madre biológica que mantuvo una postura bastante controvertida en un Estados Unidos belicoso, tradicionalista y reaccionario frente a todo lo nuevo.

¿Quién es realmente la blanca que a comienzos de los 60’s se atrevió a contravenir todas las costumbres de la época y tuvo un hijo de un negro? (y después de un indoneso, Lolo Soetoro, un estudiante de geografía indonés con quien tuvo Maya Soetoro-Ng)

En primer lugar esta mujer tuvo nombre de hombre. “Stanley” Ann Dunham, y creció yendo a una iglesia Unitaria izquierdista cerca de Seattle. El templo que estaba localizado en Bellevue, Washington, era apodado “la pequeña iglesia roja”. La escuela a la que asistió durante la secundaria en Isla de Mercer, era un reducto de profesores marxistas. Luego, fue a la universidad de Hawai en Manoa, donde estudió antropología, abrazando la teoría crítica.

Radical en su postura, sus estudios sobre interculturalidad fueron tomados con el rigor profesional que es debido y los “ethnocentric” se hicieron carne cuando Ann conoció en su clase de lengua rusa a Obama padre, proveniente de Kenia.

El sexo interracial, ese que a todos hasta hoy, a pesar de vivir en una cosmopolita aldea global, logra sorber las ansias y hace clickear los tags con esta rotulación, fue el epítome del rechazo que Ann practicaba con respecto a las normas sociales, el cristianismo y la familia tradicional.

Finalmente el “estudio de campo” la convirtió en madre de Barack en 1961. Esta mujer se adelantó a la ficción de “Adivina quién viene a cenar” de 1967, film que muestra la difícil tarea de insertar a un negro dentro de una familia blanca.

La madre de Barack Obama gustaba de lo bueno, lo podemos ver en la insistente rebelión contra el racismo que acuñó para disfrutar de los beneficios de los hombres con piel de chocolate y luchar por sus derechos civiles.

Esto mismo hace reflexionar en que esta mujer lucía su talento al escoger lo mejor entre las múltiples alternativas. Aliada de la anarquía, “compañera de ruta” como se autodenominaba, y devota practicante de la liberación sexual, Ann Dunham fue mítica dentro de su Universidad, pues planteó una radical oposición a los convencionalismos e incluso se desnudó como una verdadera pin-up para ser fotografiada por uno de los amantes posteriores al padre de Obama, “Franck”, el señor que se ha apuntado en más de una ocasión como el mentor comunista del presidente negro.

Ahora podemos entender el porqué del silencio de Obama, quien podía ser perjudicado por los caza escándalos, que hacen comidillo de las disipaciones tanto de los políticos que se atreven a ocupar el cargo más importante del orbe, como de sus parientes.

Sin embargo, en una oportunidad Obama fue consultado acerca de qué correspondía su madre para él, a lo que contestó diciendo: “Los valores que ella me enseñó siguen siendo mi piedra angular cuando me instaló sobre el mundo de la política”.

Aquí Ana Dunham erotizando la política a mitad del siglo pasado:

mamaobama1.jpg

mamaobama2copia.jpg
mamaobama3copia.jpg