CL: INDH interpone querella ante caso de menor desnudada en comisaría

El escrito presentado establece que “la aplicación de tormentos o tortura, además de constituir un delito en Chile, constituye una violación grave a los derechos humanos reconocidos por tratados internacionales vigentes en Chile”

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella criminal en contra de todos/as aquellos/as que resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores por el delito de apremios ilegítimos o tortura llevados a cabo por personal de Carabineros de Chile de la 36 Comisaría, contra una estudiante detenida en el marco de una manifestación estudiantil realizada el pasado 23 de agosto.

La víctima relató los abusos de poder que sufrió en la comisaría por parte de una policía. “Una funcionaria de Carabineros, que no pudo identificar, la condujo a una habitación. En ese lugar, le ordenó primero sacarse la ropa; en segundo lugar, levantarse los sostenes y bajarse los calzones a la altura de las rodillas; y, finalmente, le ordenó hacer tres sentadillas (flexión de piernas con las manos detrás de la nuca) y volver a vestirse”, comentó la joven.

Según declara el INDH en la querella “la aplicación de tormentos o tortura, además de constituir un delito en Chile, constituye una violación grave a los derechos humanos reconocidos por tratados internacionales vigentes en Chile”, además agrega que “es posible considerar que la finalidad de los desnudamientos reiterados en el marco de una inspección personal, poseen claros elementos intimidatorios y punitivos hacia los y las manifestantes privados(as) de libertad, además de ser un antecedente para disuadir a otras personas manifestantes de participar de movilizaciones sociales”.

Otro punto interesante de la acción judicial presentada por el Instituto trata sobre la violencia de género y la discriminación hacia la mujer en este tipo de actos; “los Estados, sobre la violencia de género, y considerando la vulnerabilidad arraigada en algunas sociedades, tienen un deber reforzado de establecer un marco normativo efectivo de protección, de impulsar estrategias de prevención integrales, de condenar a los responsables de violencia, y sobre todo, de que los mismos agentes estatales no actúen de manera discriminatoria” exige el INDH.

Sin duda aplaudo el trabajo del Instituto ya que se han hecho parte activa de la defensa de los derechos de los estudiantes que bastante solos se encuentran es todo esto y además mantienen en un lugar importante de su lucha la protección de los garantías que toda mujer debe tener en una sociedad libre.