Chile: Movilh acusó a la UC de promover violación a los derechos humanos

La protesta tuvo lugar en el marco del seminario “No Discriminación: Sus Alcances en la Educación” enmarcado en la 13ª Jornada “Libertad, Responsabilidad, Sexualidad” y organizado hoy en la Universidad por una ONG y el Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada de la PUC.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) protestó hoy junto a estudiantes en el frontis de la Universidad Católica, al tiempo que acusó a dicha casa de estudios de “albergar y dar espacio a discursos que promueven la tortura y la violación a los derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales”.

“Venimos aquí a repudiar que nuestra universidad sea un centro de violación a los derechos humanos. Vengo a decir que soy vocero del Movilh, que en la actualidad curso un doctorado en la UC y que no soy enfermo. Exigimos ya a la PUC disculpas públicas por lo que hoy aquí ha sucedido”, dijo el activista gay, Jaime Parada.

La protesta tuvo lugar en el marco del seminario “No Discriminación: Sus Alcances en la Educación” enmarcado en la 13ª Jornada “Libertad, Responsabilidad, Sexualidad” y organizado hoy en la Universidad por la ONG Investigación, formación y Estudio sobre la Mujer (Isfem) y el Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada de la PUC.

“Hoy la Universidad Católica lamentablemente se ha transformado en cómplice brutal de la promoción de terapias reparativas de la homosexualidad, que a juicio de la propia Organización Mundial de la Salud, sólo causan depresión, trastornos, tendencias suicidas y suicidios en las personas. Esto es de gravedad extrema”, sostuvo el Movilh.

En efecto, añadió el Movilh, “aquí han intervenido los psicólogos María José Mantica (Nicaragua), Humberto del Castillo (Colombia), Desiree Carlson (México) y Marcela Ferrer (Chile), todos a favor de las terapias reparativas, así como el joven canario Alberto Pérez, quien se presenta como “homosexual sanado”. A ellos se añade el públicamente homófobico abogado Jorge Reyes”.

“Este seminario implica un retroceso. Sólo el pasado 3 de agosto nos reunimos con el rector de la UC, Ignacio Sánchez, quien fue enfático en rechazar toda forma de expresión de discriminación en la universidad. En estos días dialogamos con él para prevenir que hoy se difundieran discursos de odio, pero hoy vimos que la PUC fue escenario de daños para la dignidad de las personas”, apuntó el Movilh.

Agregó que “al parecer para Universidad Católica una mal entendida comprensión de la libertad de expresión, la lleva incluso aceptar un foro que es caldo de cultivo para los suicidios”.

El Movilh recordó, por último, que el foro fue organizado por Investigación, Formación y Estudio sobre la Mujer (Isfem), una ONG que jugó un activo de rechazo a la aprobación de Ley Antidiscriminación, a la lucha que impulsó nuestra organización por el matrimonio igualitario ante el Tribunal Constitucional, además de ejercer presión ante el Ministerio de Educación para que rechazara el manual “Orientación Sexual e Identidad de Género en las Aulas”, producido por el Movilh y ya presente en más de 500 colegios.

Así es como Isfem al oponerse a la lucha por el matrimonio igualitario del Movilh en el TC, sostuvo que “las personas homosexuales experimentan con mayor frecuencia que la población en general “una salud más deteriorada”, con mayores tasas de “enfermedades mentales, tendencia al suicido, de Sida y conductas de riesgo en sus relaciones afectivas”, lo que se expresa en promiscuidad, ruptura de vínculos y “relaciones con menores de edad”.

“Los actos de los homosexuales carecen de la complementariedad que caracteriza a la plenitud del amor erótico y de trascendencia. Esta relación además está “por naturaleza” cerrada a la vida, está incapacitada para saltar a lo diverso”, dijo la homofóbica ONG.