OIM: Aumenta tráfico de mujeres, otra manifestación de violencia

El 23 de septiembre es el “Dìa Internacional Contra la Trata de Personas” y con motivo de éste, la Organización Mundial de Migraciones (OIM) publicó un informe, donde se declara a centroámerica como “una zona de destino de explotación intrarregional”.

El 23 de septiembre es el “Dìa Internacional Contra el Tráfico de Personas” y con motivo de éste, la Organización Mundial de Migraciones (OIM), publicó un informe, donde se denuncia el aumento del tráfico de mujeres en países centroamericanos, declarados como “una zona de destino de explotación intrarregional”.

Se trata de un documento titulado ‘Tráfico de mujeres: otra manifestación de violencia contra las mujeres’ y que revela cómo niñas y mujeres se han transformado en las principales víctimas de la trata de personas, siendo América Latina la región protagonista de este lamentable “negocio”.

“Los países de destino de las víctimas captadas en Latinoamérica son principalmente Europa y Estados Unidos, si bien se ha constatado que Brasil, Colombia, República Dominicana y México también reciben a mujeres del hemisferio occidental” , indica el informe.

Según el informe, en Centroamérica el documento la explotación “ocurre dentro de la misma región”, aunque hace la diferencia entre países en que se inicia la trata y otros que son el destino de esta. Nicaragua, El Salvador y Honduras son mayoritariamente países de captación de mujeres, mientras que el rumbo sería México, Guatemala y Costa Rica.

La OIM alertó de un aumento en el tráfico de mujeres entre estos países y para ello se remitió a datos de la policía nicaragüense, que identificó a 21 víctimas (20 de ellas procedentes de Nicaragua) que habían sido llevadas a El Salvador, Guatemala, Costa Rica y a la propia Nicaragua.

La investigación advierte que aunque uno de los principales fines del tráfico de mujeres sea la explotación sexual, también existen casos de abuso laboral y extracción de órganos, así como de explotación de los hijos de las víctimas.

La OIM explica que la escasa información sobre el tráfico de personas en Latinoamérica se debe a que “lamentablemente” existe un porcentaje muy pequeño de víctimas que logra escapar y una cifra aún menor de denuncias.