“Que conste que del amor al odio sólo hay un paso”

Paulina Rubio habla de su doloroso divorcio

Paulina Rubio siempre se ha caracterizado por ser una mujer enérgica y de carácter fuerte, por lo que no es una sorpresa que a pesar del dolor que le causó su divorcio, la cantante mexicana ahora se sobreponga a la adversidad y piense en salir adelante.

Su relación con Nicolás Vallejo-Nágera “Colate” comenzó en el 2005, aunque se conocieron desde 1999 y se volvieron grandes amigos desde entonces. Dos años después de formalizar su oviazgo, en el 2007, ambos decidieron dar el gran paso y volverse marido y mujer.

Juntos tuvieron un hijo que, hoy por hoy, lo es todo para Paulina que se recupera desde marzo de este año de lo que llama “la decepción más grande de su vida”.

“La decepción es que te traicionen, es una gran tristeza, el amor es algo muy importante para mí. Que conste que del amor al odio sólo hay un paso…”, dijo La Chica Dorada a Vanity Fair.

La cantante no asistió a su última audiencia de divorcio y dice que ni siquiera considera sentarse a hablar frente a frente con Colate, pues “Yo estoy por encima de todo eso”, asegura.

Aunque es curioso que para ella su mayor fracaso en la vida haya sido su separación, aún si no fue ella la responsable directa del rompimiento. “Ya estoy del otro lado de la barra. Ya cambié de capítulo. Cuando la decepción es tan grande es más fácil pasar página, tienes otra perspectiva de lo que buscas en la vida”, confesó.

Y le creo. Cuando alguien te decepciona realmente, es muy difícil volver a recuperar lo que había ahí, y lo más sano a veces es seguir adelante. La confianza es de porcelana y ni todos los perdones del mundo pueden repararla por completo.