Salma hayek recibe homenaje en el festival de cine de Dauville

“Cuando empecé, me dijeron que era imposible para mí, una mujer con acento mexicano, entrara a este negocio, excepto en papeles de criada o de pareja de narcotraficantes”

La actriz mexicana Salma hayek recibió un homenaje por su trayectoria como actriz en el Festival de Cine Americano de Deauville, en Francia. Salma acudió al evento con su esposo François-Henri Pinault y su hija. Se mostró feliz después de que una de las cabañas de playa fuera bautizada con su nombre en honor a su carrera e incluso se prestó para posar junto con su familia.

“46 años y nada de botox” fue la frase con la que Salma inició una rueda de prensa calificada por francetv.fr como una de las más amenas que se haya visto en el festival, pues la actriz se encontraba relajada y bromista.

Recordó Frida, su primera película como directora y por la cual se encuentra muy agradecida con sus amigos, quienes la ayudaron a terminarla, lo que para ella significó “uno de los viajes más hermosos por los caminos de la amistad”.

Respecto a su carrera como actriz, comentó que en un inicio las cosas no pintaban muy bien “Cuando empecé, me dijeron que era imposible para mí, una mujer con acento mexicano, entrara a este negocio, excepto en papeles de criada o de pareja de narcotraficantes. ¡Ahora soy la reina de un cartel!”, haciendo referencia a la película Savages de Oliver Stone.

Todo esto viene después de que se levantara polémica por la supuesta mala traducción de una entrevista que Salma concedió a la edición alemana de la revista Vogue, donde dijo “no recordar lo que se siente ser mexicana”.