Esther Tusquets y el adiós a una editora poco mentirosa

Ayer murió la mujer conocida por fundar y dirigir durante 40 años la editorial Lumen. El mismo lugar, donde decidió acercarnos a gigantes como Umberto Eco, Mafalda o Virginia Woolf .

Mientras ayer conmemorábamos un año de la muerte de la cantante británica Amy Winehouse, un nuevo golpe, pero ahora en el mundo de las letras, era protagonizado por  la muerte de la escritora y editora Esther Tusquets, quien a sus 75 años y tras una larga lucha contra el párkinson, una pulmonía, la obligó a imprimir en nuestra memoria colectiva el último y más intenso fin, el de su vida.

Española como el flamenco, la intensa mujer nacida en Barcelona fue conocida por fundar y dirigir durante 40 años la editorial Lumen. El mismo lugar, donde  decidió acercarnos a gigantes como Umberto Eco, Mafalda o Virginia Woolf .

Licenciada en Filosofía y Letras, Esther Tusquets inició su carrera literaria como escritora en 1978, con la obra “El mismo mar de todos los veranos”, primera de una trilogía compuesta por “El amor es un juego solitario” y “Varada tras el último naufragio”, sólida base de un andamio construido por protagonistas siempre femeninos y el fantasma de un contexto difícil: la España sometida a la dictadura franquista.

Entre los títulos que han llamado positivamente la atención, se encuentran sus memorias ‘Confesiones de una vieja dama indigna”,  “Habíamos ganado la guerra” y “Confesiones de una editora poco mentirosa”,  todas ellas, alabadas y recomendadas, dada su marcada visión femenina, abierta y moderna, cargada de nostalgias, pero sobre todo, por su mirada sincera.

¡Gracias por los viajes!