Mujeres dominaremos economía en el futuro

¿Lograremos alcanzar algún dìa la tan ansiada equidad de género?

Aunque de principio suene como un plan conspiratoria basado en intenciones maquiavélicas, lo cierto es que al menos en Estados Unidos, cada día más mujeres adquieren grados académicos superior al de los hombres, por lo que de mantenerse esta tendencia, en un futuro próximo las mujeres podrían convertirse en verdaderos protagonistas de la vida pública y social.

Para nadie es novedad que a lo largo de la historia las mujeres han ocupado un papel secundario, siendo relegadas y marginadas de de actividades políticas, sociales y culturales, donde el poder y las decisiones de una sociedad, pasaban absolutamente por el criterio masculino.

Sin embargo, tras una extensiva y constante lucha por la dignidad de género, la mujer ha logrado posicionarse, demostrando sus capacidades e insertándose en los más diversos ámbitos de la vida pública con una activa y eficiente participación. Un hecho que muy pronto podría reflejarse en el dominio económico femenino.

Tomando en cuenta los datos del Centro Nacional de Estadísticas Educativas estadounidense, desde 1995 las mujeres superan a los hombres en el grado académico de licenciatura y, a partir del año 2000, hay más mujeres que hombres con grado de maestría.

mujeresformacionacademicagrafica.jpg
Gráfico de Formación académica (Centro Nacional de Estadísticas Educativas EE.UU.)

Un patrón que se mantiene en todos los grupos étnicos mayoritarios de el país, desde la población blanca, la de origen hispánico y la asiática.

Y aunque este optimista clima  pareciese ser favorable para el mundo femenino, aún las condiciones no son totalmente equitativas. Por ejemplo, la analista Hanna Rosinha revela que en la Unión Americana, actualmente un hombre que cuenta sólo con su certificado de estudios escolares gana cerca de 32 mil dólares anuales, mientras que una mujer con el mismo grado académico promedia los 25 mil.

Frente a este tipo de barreras ¿Lograremos alcanzar algún día la tan ansiada equidad de género en términos de participación y trato digno? Al parecer, la histórica y muy cuestionada batalla no ha sido en vano y todo indica que sí.