La ventana indiscreta: Exhibicionismo en condominio de Santiago Centro

Cuando las paredes de tu casa dejan de ser un lugar íntimo para tener sexo.

La semana pasada, el matinal chileno de Canal 13, “Bienvenidos”, recibió la denuncia de una vecina de un condominio ubicado en Santiago Centro, quien molesta por el constante “exhibicionismo” de una pareja de jóvenes que hasta hace pocos días mantenían sexo con las ventanas abiertas, decidió hablar en el programa.

Según lo expuesto por la mujer, el problema no es que ellos tengan sexo, sino que no procuren cerrar las cortinas cada vez que decidan hacerlo, dejando el candente acto sexual a la vista de todos los vecinos y peor aún de los niños, quien como madre  se vio motivada principalmente al ver que la ventanita donde este par de muchachitos desatan sus pasiones, queda justo frente a la ventana de su pequeña de cuatro años y les pidió directamente a los propietarios poner más cuidado.

Resultado: los jóvenes respondieron teniendo sexo con más frecuencia, según las nuevas apreciaciones de los vecinos.

“Yo puedo hacer lo que quiera en mi casa”

Frente a esta situación, los conductores y panelistas del espacio televisivo: Tonka Tomicic y Martín Cárcamo, junto a Julio César Rodríguez y “Polo” Ramírez, se contactaron con el propietario del cuestionado departamento, quien defendió los comportamientos de su “hermano menor”, diciendo que mientras se encontrara dentro de su casa, él podía hacer lo que quisiera. ¡ERROR! Ya que La ley al menos en Chile, considera que cualquier acto realizado dentro de cuatro paredes, pero que tenga alcance a la vista del público, deja de ser de ámbito privado, por ejemplo, sexo en el balcón.

La grabación

Para comprobar la situación, una de las residentes del condominio grabó un video para demostrar que la incómoda situación que vivían los vecinos se repetía de 2 a  3 veces por semana. ¿El problema? El chico capturado en la grabación resultó ser menor de 18 años, por lo que la autora del video podría arriesgar acusaciones por contar con material pornográfico infantil, ya que hasta ahora no existe figuras penales que diferencien este “delito” como nos confirma la Abogada de la Academia del Humanismo Cristiano, Fernanda Guerra Vidal. Denuncia que ya fue establecida por los familiares del  chico “exhibicionista”.

El problema

Justamente ese mismo día el periódico brtànico The Sun publicaba que una pareja, aun no identificada, tenía sexo en una oficina del centro de la ciudad de Nottingham a plena luz del día, sin temor a ser vista por los vecinos. Estos casos no son aislados, pero a mí parecer, el problema no pasa por cuán exhibicionista seas, sino por un tema de falta de respeto y sobre todo de no tener consciencia de que en una ciudad tan hacinada como es Santiago, vivimos en comunidad.

Nos guste o no, comportamientos mucho más básicos como subir el volumen de una radio, afectan nuestro entorno, por lo que abusar de una “intimidad” a la vista de todos resulta invasiva e incluso violenta, cuando con fundamento y todo, te piden que pongas cuidado y no lo haces.

Personalmente no tengo problemas con el exhibicionismo, me encantan las playas nudistas, la libre manifestación del cuerpo y hasta ahora no he tenido problema con ninguno de mis vecinos ¡Ja!. Pero muy diferente es que la decisión de andar “en bolas” afecte a tu entorno y pese a eso, hagas caso omiso, creyendo equivocadamente que te refugias en tus cuatro paredes.