¿Cometer un error mínimo en Twitter es motivo suficiente para ser despedida?

Al menos eso cree la candidata a la presidencia de México del Partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota

Ah, las redes sociales y la fina línea que las convierte en una herramienta o una poderosa arma que se puede disparar en cualquier momento. Sin duda, las elecciones presidenciales y grandes eventos son la ocasión perfecta para hacer uso de las redes sociales, pero últimamente muchas compañías y personalidades han dejado mucho que desear.

Primero está el ejemplo de Wal Mart México que, minutos después del fuerte terremoto que sacudió al Distrito Federal el 20 de marzo, atribuyó el sismo a sus descuentos. No hace falta decir que generó conmoción, burlas e incluso indignación por aquellas personas que se sintieron ofendidas por la falta de tacto de esta empresa hacia los terremotos, que son cosa seria.

Sin embargo, sabemos que no es la marca la que está detrás de esto. Es una persona; un becario en la mayoría de los casos – alguien a quien se le confía el poder de ser la voz de la compañía a través de Twitter. Un error así te puede costar el trabajo, por la mala publicidad (aunque dicen que no hay tal cosa ), pero ¿es realmente culpa del encargado o de quien lo supervisa? O más bien, de quien NO lo supervisa.

Ahora que México se prepara para las elecciones presidenciales de julio, los candidatos son los más vigilados en las redes sociales y otros medios de comunicación. Desde errores simpáticos, por no decir patéticos, como crear un lema que rima “Todos al cuarto por Alejandro” (el triste desatino de un candidato a diputado por un cuarto distrito) hasta los mensajes ridículos que se comparten vía Twitter.

Al menos en este país, la mayoría de los políticos NO son los que manejan sus cuentas (¿cuál es el punto entonces, no?) y ponen detrás del teclado a asesores de campaña y prensa, quienes se encargan de compartir las heroicas hazañas y bienaventuranzas de los candidatos. Ayer, Karla Garduño, encargada de atención a medios y de enviar la agenda de Josefina Vázquez Mota, candidata a la presidencia por el Partido Acción Nacional, fue destituida de su puesto por haber tuiteado “Tlazcala” en lugar de “Tlaxcala” en la cuenta oficial de JVM.

¿La justificación? Eliminar a alguien que cometió un simple error de dedo que generó burlas a la candidata ¿La moraleja? Se las dejo de tarea…