Actualidad

Las matemáticas dictan que el ‘amor eterno’ tiene fin

Dice un profesor que “mantener el amor a largo plazo es, con excepciones, casi imposible

Al parecer, nadie logra ponerse de acuerdo en relación a cuánto dura el amor. Los románticos creemos que puede durar para siempre, psicólogos y médicos dicen que dura unos tres meses y ahora los matemáticos tratan de explicar por qué tu corazón deja de latir rápido después de un tiempo juntos.

Un profesor del Departamento de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, José Manuel Rey, elaboró un modelo matemático basado en la segunda ley de la termodinámica y las ecuaciones de control óptimo para explicar por qué se terminan las relaciones sentimentales. 

¿Y qué es lo que propuso?

Recomendados

Según su “segunda ley de la termodinámica de las relaciones de pareja”,  es necesario un cierto esfuerzo para mantenerse juntos. Nada que no supiéramos antes ¿verdad? Aunque Disney trate de vendernos una idea diferente. Según Rey “mantener el amor a largo plazo es algo muy costoso y, con excepciones, casi imposible”. Claro que costoso no se refiere particularmente a dinero, sino a los esfuerzos por hacerlo funcionar.

Ahora, y aquí es donde entra la matemática, según dicta la dinámica de las cosas y la inercia, uno tiende a relajarse y a esforzarse cada vez menos, lo que hace tan difícil mantener el equilibrio necesario para que la relación no se deteriore. Según el modelo, es necesario que ambas partes mantengan la misma cantidad de esfuerzo para que no se pierda el amor en el camino.

La “paradoja del fracaso” es como se refiere a lo que vemos todo el tiempo: comenzamos una relación con mucha energía y con el paso del tiempo, aún después del matrimonio, los esfuerzos disminuyen y entonces se rompe el vínculo.

Qué irónico esto de explicar lo simple y complicado de las relaciones con matemáticas; pero al menos ya tenemos un recurso más para cuando explicar con peras y manzanas no nos funcione más.

Tags

Lo Último


Te recomendamos