Estudio: Corregir a los niños a golpes afecta su capacidad de aprendizaje

La letra con sangre no entra

Mi madre es de la vieja escuela. Sí, sus padres la azotaban cuando se portaba mal (que era muy seguido) y ella lo hizo con mis hermanos y conmigo, aunque en una medida muy, muy menor. En México existe una especie de dicho popular “una nalgada a tiempo”.

La verdad esque no creo que los castigos físicos sean la solución para corregir a un niño. Todo puede lograrse a través de la coordinació de los padres o tutores y el pequeño. Generalmente el mal comportamiento es signo de algo más, los niños no son berrinchudos porque sí.

Y ahora, gracias a una investigación publicada en el Diario de la Asociación Médica de Canadá, sabemos que esos golpes, esos manazos, esos azotes pueden tener consecuencias en la capacidad cognitiva de los pequeños. La investigación fue realizada en la Universidad de Manitoba, en Canadá.

¿El veredicto? Después de revisar 20 años de registros e investigaciones acerca de maltrato físico, se dieron cuenta de que los golpes para corregir el comportamiento de un niño no resolvieron ninguna actitud negativa sino que, por el contrario, afectaron la capacidad de aprendizaje de los chicos, además de hacerlos antisociales y, sorpresa, agresivos.

La profesora Joan Durant agrega que: “el castigo físico no solamente predice de manera consistente la agresión, sino que además predice la internalización de problemas como la depresión y el abuso de sustancias”.

Así que ahí tienen. Aunque la abuela o la madre les aconsejen dar un par de nalgadas a los chicos, es mejor que no sea así. En realidad no están solucionando nada, sino que están creando nuevos problemas a futuro que son mucho más difíciles de superar.

Además, es indignante ver como este tipo de actitudes pueden salirse de control y convertirse en algo que raya en lo criminal. Constantemente nos enteramos de casos de niñeras que maltratan a los chicos, pero el video a continuación es de una madre mexicana que propina una golpiza a un pequeño que no puede tener más de tres años. Indignante.

Link Canada.- Los azotes pueden reducir el coeficiente intelectual del niño (EcoDiario.es)