Las cuentas alegres de los “medidores de sexo”

la ciudad de Bonn ha recaudado grandes sumas de dinero a través de los impuestos cobrados a las prostitutas.

Hace algún tiempo hablamos de los impuestos que se cobran por ser prostituta. La verdad es que me parece razonable. Es un trabajo, le pagan por sus servicios, por lo tanto, así debe ser. Lo curiosa es la modalidad que ocupan: Parquímetros.

Lo impresionante es la cantidad de sexo que se consume y el dinero que ganan los países solo por los impuestos que se adquieren por la prostitución. Por ejemplo, la ciudad de Bonn, Alemania, recaudó alrededor de 20 mil dólares el año pasado solo por los impuestos pagados a través de la los parquímetros o “medidores de sexo”. Esta modalidad obliga a las o los trabajadores sexuales comprar los boletos para trabajar en las calles por la noche.

Bonn fue la primera ciudad en cobrar impuestos generales a los trabajadores de la prostitución que captan clientes en la calle. Estos medidores de sexo cobran una tarifa plana nocturna de 8,65 dólares por el derecho a atender clientes en la calle entre las 8:15 pm y 6 am, según The New York Times. Esta ciudad estima que el número de trabajadoras sexuales es de 200 y durante la noche, se ven a 20 de ellos trabajando en las calles.

Alemania legalizó la prostitución en el año 2002 como parte de un esfuerzo para regular las condiciones financieras de trabajo de las prostitutas. Entre los impuestos pagados por las prostitutas en los burdeles y en la calle, este país ha recaudado alrededor de 326.000 dólares el año pasado. Nada de mal, ¿no creen?

Fuente: huffingtonpost.com