Admiro a las esposas de los futbolistas

Lo complejo de dejar todo de lado e irte lejos siguiendo a tu amor.

La verdad es que siempre he sentido un poco de admiración por las esposas de los futbolistas. O sea, claramente no por las que se cuelgan de su fama o hacen una vida en la farándula solo por ser la “pareja de” sino porque hay que ser muy valientes para dejar todo tirado y seguir a su amor hasta donde vaya. Algunas dejan sus trabajos, tal como le pasó a la mujer del jugador de la Universidad de Chile José Rojas, que al final tuvo que volver al país, luego que a él no lo aceptaran en el Club brasileño Botafogo. Fue así como Patricia Peralta se quedó cesante, pues en vista de hacer una nueva vida de garota, había renunciado a su trabajo en la aerolínea LAN Chile. Así lo informó el diario LUN.

Las admiro porque yo no sé si sería capaz de dejar todo. Sobre todo mi profesión que me encanta. Aunque comprendo que hay que velar por lo que es mejor para la familia, pero realmente debe ser muy complicado depender del rendimiento deportivo de tu esposo y de la suerte que tenga en ese deporte.

Hay que pensar que ellos dejan su país natal para ir a encontrarse con un trabajo seguro, pero ellas tienen que empezar de cero, muchas veces enfrentarse a idiomas diferentes y si quieren, buscar un trabajo. No tienen con quién compartir en sus ratos libres, ya que no tienen amigas. Pasan solas en países desconocidos ya que sus esposos están concentrados en los clubes y más encima, pasan días sin sexo.

Viéndolo del lado positivo, hay algunas que tienen la posibilidad de no hacer nada, ya que los sueldos millonarios de los deportistas le permiten no trabajar nunca más en sus vidas. Es decir se vuelven unas mantenidas, lo cual, dejándose de cosas, es cómodo, pero quizás a la larga aburre, por lo menos yo me aburriría.

Creo que en mi caso, lo más complejo sería alejarme de mis seres queridos y mis amigas, porque pese a que esté con mi amor y posibles hijos, siempre necesitas a tus familiares y cercanos.

Y tú, ¿podrías ser esposa de un deportista? No todo es tan perfecto como Shakira y Piqué o Victoria y David Beckham.